Hechos. El HU está acusado de presunta negligencia médica que costó la vida de una nonata. / Archivo
Además, Diego Flores Leyva señaló que el director de la institución le ofreció 2 mil pesos para que no denunciara el hecho.

Diego Flores Leyva se comunicó con VANGUARDIA para denunciar una supuesta negligencia médica en el Hospital Universitario, pues asegura que por descuido de los médicos su hija nació muerta.

Señaló que aunque a su esposa se le había roto la fuente el día lunes a las 21:00 horas, los doctores no la atendieron y fueron a revisarla hasta las 02:00 y se percataron de que la bebé ya no se movía.

Además, señaló que el director de la institución le ofreció 2 mil pesos para que no denunciara el hecho.

“A mi esposa se le rompió la fuente desde las 09:00 de la noche y ahí la dejaron, los doctores y enfermeros se desentendieron de ella, aparte le dieron unas pastillas que se supone eran para las contracciones y ella se quedó dormida, hasta las 02:00 horas fueron a verla y dijeron que la niña ya no se movía y procedieron a hacerle una cesárea y me dijeron que la niña se había muerto por ahogamiento de placenta y eso pasó porque se desentendieron de ellas”, asegura.

El afectado señaló que pondrá una denuncia ante el Congreso del Estado ante a lo que él consideró un intento de soborno por parte de Alfonso Carrillo, director del nosocomio. “Voy a ir a poner mi denuncia porque me ofreció 2 mil pesos para que no dijera nada y claro que no los acepté porque es un soborno”, dijo.