Foto: EFE
Durante las protestas de la Marcha del Retorno, 189 personas murieron, muchas de ellas eran menores de edad

GINEBRA, SUI.- La comisión de Naciones Unidas que investiga los ataques de Israel a las Marchas del Retorno celebradas en la franja palestina de Gaza desde marzo de 2018 declaró que esos incidentes, en los que las fuerzas israelíes mataron al menos 189 personas, pueden constituir “crímenes de guerra”.

“Hay bases razonables para creer que durante la Gran Marcha del Retorno los soldados israelíes cometieron violaciones de los derechos humanos y la ley humanitaria, en algunos casos constitutivas de crímenes de guerra o contra la humanidad, y deben ser inmediatamente investigadas por Israel”, señaló  el argentino Santiago Cantón, presidente de la comisión.

De acuerdo con el informe de la comisión creada en mayo de 2018, en el transcurso de meses de protestas los francotiradores israelíes han disparado contra miles de manifestantes desarmados que se encontraban al otro lado de la valla que separa Israel de la franja de Gaza, causando directa o indirectamente cerca de 10 mil heridos.