Vinculan. Dos menores de edad, explotadas sexualmente, relacionaron al cantante Joan Sebastian con la explotación sexual de la que fueron víctimas.
También señalan que organizaba fiestas a las que asistían criminales y ‘damas de compañía’ menores de edad

CDMX.- Dos víctimas de trata de blancas señalan al fallecido Joan Sebastian de ser partícipe de este delito, además apuntan a que era organizador de fiestas en su rancho de Morelos en las que recibía a criminales de la talla de Édgar Valdez Villarreal, alias “La Barbie”.

De acuerdo con el columnista Héctor de Mauleón del periódico El Universal, “Amanda” una niña de 12 años de edad que pasó de mensajera del grupo delictivo “Los Rojos” a ser sexualmente explotada en un prostíbulo de Taxco, donde un grupo criminal ofrecía a niñas de entre 2 y 20 años de edad, afirmó el 19 de junio de 2014 ante la Unidad Especializada en Investigación de Tráfico de Menores, Personas y Órganos de la PGR y en presencia de una psicóloga y dos testigos de asistencia, que en una ocasión se encontraba con las “chicas” (niñas menores de 9 años) y en el lugar se encontraba Joan Sebastian.

“Joan Sebastian les decía a las ‘chicas’ que ellas eran sus princesas y él las cuidaría como su papá”, señala el documento, en el que “Amanda” también aseveró que les regalaba zapatillas y les daba accesorios de oro.

Joan Sebastian les decía a las ‘chicas’ que ellas eran sus princesas y él las cuidaría como su papá”
‘Amanda’, víctima de trata

Un año después se presentó a declarar otra víctima de trata, llamada “Julieta”, quien a los 16 años de edad comenzó a trabajar en el antro de Temixco: El Sexto Sentido. 

Posteriormente, fue invitada a desempeñarse como “dama de compañía” en una casa donde habría una fiesta. En aquella reunión se encontraban Edgar Valdez Villareal, “La Barbie”, “El Negro”, “El Guacho”, “El Rulo” y “El Seven”.

Finalmente, las jóvenes fueron solicitadas para dar servicio en un rancho, el de Joan Sebastian, quien, gracias a un álbum con fotos de las chicas, eligió a las que quería en la fiesta, la mayoría de ellas menores de edad.