Foto: Especial
El intérprete de éxitos como ‘Te llegará una rosa’ y ‘Mi árbol y yo’, falleció ayer a los 79 años en Madrid

El argentino Alberto Cortez, quien grabó más de 40 álbumes y llegó a ser considerado “El Gran Cantautor de las Cosas Simples”, gracias a temas como “En un rincón del alma”, “Te llegará una rosa” y “Mi árbol y yo”, se consagró como una de las grandes figuras de la música y la poesía.

José Alberto García Gallo, nombre real de uno de los más destacados autores contemporáneos, con canciones basadas en hechos reales, así como en sentimientos y adversidades de su vida, nació el 11 de marzo de 1940 en Rancul, provincia de La Pampa (Argentina).

A los 12 años compuso una de sus primeras piezas, la cual se titula “Un cigarrillo, la lluvia y tú”. En Mendoza realizó sus estudios de secundaria e ingresó al Conservatorio Chopin de San Rafael, donde se integró como cantante a la orquesta Arizona, dirigida por Ricardo Ortiz y Luis Pasquier.

En 1957 se da a conocer en aquella ciudad como “Chiquito García”, y es invitado a formar parte del conjunto folclórico Los Andariegos, pero su padre le niega el permiso por sus malas calificaciones en el colegio.

Luto. El cantautor falleció este jueves a los 79 años en Madrid, donde el pasado 27 de marzo fue internado de urgencia. Foto: Especial

Un año después ingresó a la Facultad de Derecho y Ciencias Sociales, en tanto cantaba con su guitarra en lugares de moda para ayudarse económicamente. Por esas fechas, la Orquesta de Jazz San Francisco lo contrató como vocalista e inició una gira por el país.

En Santiago del Estéreo conoció a Hugo Díaz, quien le propuso integrarse a su grupo y viajar a Europa con un contrato de seis meses, motivo por el que termina su relación con la orquesta y deja por completo la universidad.

Años más tarde, luego de que en 1960 fracasó en Génova con el espectáculo “Argentino International Ballet Show”, Alberto visitó Bélgica, donde colocó el disco “Sucu sucu” como número uno.

Su éxito lo llevó por Canadá y Estados Unidos para cosechar más triunfos con temas como “Renata” y “La escalera”, este último lo grabó en francés bajo la dirección de Paul Muriat. Además, realizó su primer disco acompañado por Waldo de los Ríos y su orquesta.

Asimismo, participó como autor en el Festival de Mallorca con la canción “Me lo dijo Pérez”, y aunque no ganó, el tema interpretado por cantantes como Karina, Mochi o Los Tres Sudamericanos, se convirtió en un éxito universal.

Foto: EFE

El 2 de junio de 1964 contrajo matrimonio con Renée Govaerts, en Aarschot, Bélgica, ciudad natal de la novia. La pareja se instaló en Madrid.

Posteriormente, editó dos discos con el repertorio que interpretó en los dos recitales del Teatro de la Zarzuela, Madrid, titulados “Poemas y canciones, vol. 1 y 2”. Compuso y grabó el disco “El compositor, el cantante”, con temas que también fueron grandes éxitos como “Cuando un amigo se va”, “El abuelo” y “Hay un Madrid”.

Después viajó por primera vez a México, donde se presentó en algunos programas de televisión. En 1973 recibió su primer Disco de Oro por “Mi árbol y yo”, que se sumaría a muchos otros premios.

De 1982 a 1992 realizó giras por América Latina. Actuó en Chile, Perú, Colombia, Venezuela, Costa Rica, El Salvador, Guatemala y, por supuesto, México y Estados Unidos. En Nueva York se presentó por primera vez en el Carnegie Hall (1992). Ese mismo año grabó en Los Ángeles, California, su disco “Aromas”, bajo la dirección de Bebú Silvetti.

En 1994 con Facundo Cabral inició una temporada con un espectáculo creado para ambos artistas llamado “Lo Cortez no quita lo Cabral”. Se estrenó en México. En el verano de 1996 en Mar del Plata, Argentina, sufrió un ataque cerebral y el 18 de enero fue operado de una obstrucción de carótida. Salió airoso de la intervención, pero le quedan secuelas que no le permiten volver a tocar la guitarra.

Foto: Especial

En 1998 grabó en su estudio de Madrid una colección de 70 de sus canciones con el pianista Ricardo Miralles. Obra única por su alto valor artístico, editada en México por Azteca Music con el título “Cortez al desnudo”.

En 2000, su trascendencia en el ámbito musical es constatada una vez más con las canciones “Cuando un amigo se va”, “Alfonsina y el mar” y “Gracias a la vida”, las cuales son consideradas, según una encuesta de un periódico chileno, como las tres mejores canciones en castellano del siglo 20.

Un año después volvió a México y se presentó en diversos teatros del país llevando como invitados a Estela Raval y Los 5 Latinos, con el espectáculo “En un rincón del alma”.

En 2004 salió a la venta “Alberto Cortez sinfónico”, grabado en directo con la Orquesta Sinfónica de Houston, y un año después lanzó su trabajo discográfico “Identidad”.

En 2007, recibió el premio Emmy a la Excelencia Musical, y dos años más tarde puso a la venta en España su biografía “Alberto Cortez: La vida”. Un año después, participó en el homenaje que el mundo del futbol le rindió al ex jugador Alfredo Di Stéfano en la ciudad deportiva del Real Madrid.

Además, presentó sus libros “Cortez por los cuatro costados”, en el Salón de la Ciudad de Guayaquil, y “Alberto Cortez. La vida”, en la Ciudad de México.

Asimismo, en noviembre del mismo año brindó el espectáculo “Alberto Cortez Sinfónico”, en el Auditorio Nacional de la Ciudad de México, acompañado por la Orquesta Sinfónica Juvenil del Estado de Veracruz (OSJEV), el cual fue grabado y cuyas ventas fueron destinadas a la Fundación Hermes Music, que ayuda a niños desamparados de México.

El año pasado realizó una extensa gira por México. Su exitosa carrera musical lo llevó a recibir varios reconocimientos, como la Medalla de Oro al Mérito de las Bellas Artes, en España, en la modalidad de música, en 2015, y dos años después obtuvo la Gramola de Oro, en el Primer Festival Internacional de bolero “Ciudad de Madrid”.

Entre sus más grandes éxitos se encuentran “Cuando un amigo se va”, “En un rincón del alma”, “No soy de aquí”, “Callejero”, “Mi árbol y yo”, “A partir de mañana”, “Te llegará una rosa”, “Castillos en el aire” y “El abuelo”.

El cantautor falleció este jueves a los 79 años en Madrid, donde el pasado 27 de marzo fue internado de urgencia en el Hospital Universitario HM Puerta del Sur, en Mósteles, municipio de la Comunidad de Madrid.

Cuando un amigo se va

José Alberto García Gallo nació en Rancul (Argentina), en 1940, y publicó su primer disco en 1961, grabado en Amberes, acompañado por Waldo de los Ríos y su orquesta. Su larga carrera cuenta con medio centenar de álbumes, por los que recibió cuatro discos de oro, cuatro libros de poemas y dos películas como actor, Los éxitos del amor (1879) y Ritmo a todo color (1980).

Alberto Cortez ha sido conocido por abordar en sus canciones las cosas simples de la vida. Fue gran amigo del cantautor Facundo Cabral, con quien se presentaba en cantando temas como No soy de aquí ni soy de allá y Cuando un amigo se va. También compartió escenarios con María Dolores Pradera.

Cortez es autor y cantante de grandes éxitos de la música latinoamericana como En un rincón del alma, Callejero, Mi árbol y yo, A partir de mañana, Te llegará una rosa, Castillos en el aire, o El abuelo, entre otros.