Foto: Unsplash.
Este 18 de enero, el tercer lunes del mes, es conocido también como el Blue Monday, el día más triste del año, ya que las fiestas han terminado y las primeras deudas de diciembre comienzan a agobiarnos. Alfonso Aguirre, escritor y conferencias saltillense, compartió con VANGUARDIA una reflexión para superar este día con la mejor actitud

¿No sientes que hoy es uno de tus mejores días? No es tu culpa. Todo indica, según una ecuación publicada hace más de quince años, que justamente hoy, lunes 18 de enero, es uno de los días más tristes en todo el año. Hasta tiene su propio término: Blue Monday. 

La poderosa ecuación que combina factores climatológicos, tendencias emocionales, historiales clínicos y datos psicológicos, lo pronosticó: hoy verá más oscura la luz.

Durante estas 24 horas, si prendes las noticias en la tele o abres cualquier red social, tú mismo vas a ver, y sentir, cómo está el mood o el estado de ánimo en todas partes el día de hoy. Si eres un cinéfilo o lector como yo, podrás describir o comparar la sensación de tristeza de hoy, como cuando los Dementores se robaban hasta la última gota de felicidad en Harry Potter de J.K. Rowling. O hasta te podrás imaginar a Tristeza, una de los personajes principales en la película Intensamente de Pixar (que curiosamente también era de color azul). En sus mundos, ellos estarían tomando el control de nuestras vidas en este preciso momento.

Dejando la ficción de lado, científicos y psicólogos han estado debatiendo la veracidad del algoritmo y si es cierto o no que un día específico del año puede ser más depresivo que el resto. Aunque no se ha podido llegar a una conclusión definitiva, hay comentarios sobre las posibles causas del aumento de la tristeza durante estos días cada año, como lo expuso Stephen Buckley, director de la organización Mind, para trastornos mentales: "Por supuesto, hay ciertas cosas que pueden hacer que las personas se sientan deprimidas en esta época del año, como las tensiones financieras posteriores a la Navidad, los propósitos de Año Nuevo sin cumplir, el mal clima y las pocas horas de luz.”

Alfonso Aguirre. / Foto: Especial.

Por otro lado, otros expertos como Hugo Sánchez Castillo, psicólogo y académico de la UNAM, expresó recientemente para una entrevista para El Financiero, que “cuando llega el día, las personas simplemente comienzan a atribuir todo al 'Blue Monday', cuando en realidad esa fecha no tiene nada que ver con su situación”. Incluso él compara esta fecha con el 14 de febrero, cuando las personas creen que en ese día, todos son más románticos. 

Pero este año es diferente. Porque aceptémoslo: podemos decir que la pandemia mundial que estamos atravesando nos ha hecho enfrentar muchas más emociones y más altibajos que cualquier otro día que pueda estar clasificado como el más triste del año por un simple algoritmo. Y esta situación nos ha hecho hacerle frente a las más oscuras emociones, llevándonos a un desarrollo personal más grande que nunca. 

Así que si estamos superando esta crisis que ya duró más de 10 meses, muy seguramente también podremos salir adelante el día de hoy.

Eso no significa que en este Blue Monday, podamos dar todo por hecho. Y de eso se trata, que independientemente de lo que cada uno de nosotros esté viviendo, vamos a necesitar un pequeño empujón. Porque las cosas aún no se ven fáciles. Ni claras.

Para eso vamos a recordar algunas cosas. 

La primera: hay que reconocer que hasta hoy, ya has demostrado el carácter y el coraje que te ayudarán a salir adelante en este y en muchos otros momentos difíciles que la vida te presente. Y sobre todo, si ya has llegado hasta aquí, significa que ya has demostrado resiliencia. De hecho, “resiliencia”, es una palabra en la que he estado pensando mucho últimamente, porque nos demos cuenta o no, es la habilidad que más estamos desarrollando. Y es curioso, porque hace dos años, esa palabra, me inspiró a escribir mi libro ‘Imposible hasta que se hace’. En uno de los capítulos, cité a una de las mujeres que más admiro, una de mis héroes personales por haberse adelantado a su época, no nada más en los roles que estaban determinados para una mujer en la Casa Blanca, si no porque alzó la voz cada vez que era necesario y luchó por avanzar en los derechos humanos universales. Y no, no estoy hablando de Hillary Clinton, si no, de Eleanor Roosevelt. Ella fue la que dijo: “Obtienes fuerza, coraje y confianza con cada experiencia en la que realmente te paras a mirar el miedo a la cara y eres capaz de decirte a ti mismo: He vivido este horror, puedo tomar lo siguiente que viene”. Simplemente y sencillamente, eso es resiliencia.

Y es muy importante porque todos, absolutamente todos vamos a tener fracasos y pasar por más decepciones. Pero eso no importa. Lo que sí importa es cada vez que te vuelves a levantar y sigues adelante.

La segunda cosa que hay que recordar el día de hoy, es que está bien sentirse triste. Lo voy a repetir para que quede claro: está perfectamente bien sentirse triste. Lo que no está bien, es quererse quedar así, o buscar sentirse así. Y yo sé, puede parecer fácil decirlo y difícil llevarlo a la acción. Después de todo, sentir miedo, es una reacción. Pero ser valientes es una decisión. Y precisamente en este momento, el mundo necesita tu energía, de tu positivismo, de tu empatía, de tu compasión y de tu manera de ver y hacer las cosas, no nada más hoy, por ser un día triste para todos, si no en todos los meses, años y retos que vienen. 

Te dejo un pro-tip, grábate esta frase: “Si no estás cometiendo errores, no estás tomando decisiones”. Porque hoy es un buen día para reconocer que si estás fallando mucho, vas bien. Y si no, tienes que interiorizar y entender que fallar y fracasar, son como los cimientos de una construcción del éxito. Así que que no te preocupe ni que te de miedo fallar, porque eso paraliza y te da más dudas, hace que estés pensando más en el “qué pasaría sí” y vas a estar tratando de analizar todo y sobre pensar todo. Yo llegué a la conclusión hace un tiempo de de que sobre-pensar las cosas siempre trae pensamientos negativos. Trata de evitarlo cuando te des cuenta que lo estás haciendo.

Y… ¿sabes qué?, para afrontar mucha de la energía negativa de la que hemos hablado el día de hoy, te va a server entender que la mayoría de las cosas que te preocupan, casi nunca pasan. ¡Reflexiónalo!

Finalmente, me gustaría dejarte con algunos puntos prácticos que pueden transformar tu Blue Monday si los llevas a cabo:

Uno: Trata de entender y sobre todo, anotar qué es lo que sientes. Eso es el journaling. Una práctica que te hará reflexionar. Porque recuerda que no aprendemos de las experiencias. Aprendemos de lo que reflexionamos de cada experiencia. 

Dos: Nunca olvides las palabras dijo Hillary Clinton: “Haz todo lo que sea necesario para aprender a ser resiliente. Tendrás más caídas y fracasos. Lo que importa son las veces que te levantes”.

Tres: Sigue los cuatro acuerdos de Miguel Ruiz: no te tomes nada personal, sé impecable con tus palabras, nunca hagas suposiciones y da siempre tu mejor esfuerzo.

Cuatro: Intenta cosas nuevas, como yo intenté hacer yoga hace tres años. 

Cinco: Trata de dar un extra de amabilidad. Sobre todo el día de hoy. Nunca sabemos a que se están enfrentando los demás. Y un pequeño acto de empatía para ti puede significar nada, pero para ellos puede significarlo todo.

Seis: Mantén los ojos abiertos, porque el mundo está cambiando extremadamente rápido. Así que mantente alerta, escucha, lee, aprende, y entiende lo que está pasando. 

Siete: Lava tus manos. Y sigue usando tu cubrebocas.

Y ocho: Sigue haciendo más de lo sea que te de paz: pintar, tocar el piano, escribir, cocinar, hacer ejercicio… lo que sea. Hazlo el doble.

Y por último: recuerda que hoy y durante toda tu vida no podrás controlar la mayoría de las cosas que te pasan. Pero siempre vas a poder controlar cómo reaccionas a todo eso que te pasa. 

Así que hoy te deseo un muy feliz y un muy resiliente Blue Monday. 

Al final, fuera de algoritmos y opiniones, todo está en ti.

 

 

¿QUIÉN ES ALFONSO AGUIRRE?

“Desayuno, como y ceno mis proyectos”, esa es la frase predilecta de Alfonso, un joven de 26 aсos egresado del Tecnológico de Monterrey en Saltillo que tras el éxito obtenido con su primer libro, decidió abrir su propia empresa de suplementos alimenticios y llevar su inspiración a plataformas como Instagram, TikTok y Spotify, en donde lanzó un podcast que ya se encuentra en el Top de lo más escuchado en México. ¿Los temas? Cómo conquistar la indecisión, cómo lanzar tu propia marca, cómo estar bien contigo mismo, cómo ser ambicioso, cómo cumplir tus metas y muchos muchos más.

 

Síguelo en:

@aguirrealfonso

@aguirrealfonso

hola@alfonsoaguirre.com 

www.alfonsoaguirre.com