AP
Mientras que el prodigio francés recibió la sanción por haber salido expulsado de la Copa de Francia, el astro brasileño será juzgado por haber golpeado a un aficionado

Parece que Lionel Messi tendrá camino libre para hacerse con el Botín de Oro luego de la sanción que le puso la Federación Francesa de Fútbol a Kylian Mbappé.

El campeón del mundo no verá acción en los próximos tres partidos debido a su expulsión en la final de la Copa de Francia, sanción que le marginará en su pelea por convertirse en el máximo artillero de Europa.

AP

En tanto, la FFF también abrió una carpeta de investigación sobre lo acontencido entre Neymar y un aficionado al término de la final donde el carioca se habría liado con un simpatizante. 

Mbappé ya cumplió con el primero de los tres partidos de castigo, en la visita del PSG al campo del Montpellier, por lo que solo deberá ausentarse de los duelos ante Niza y Angers para estar disponible para los últimos dos cotejos ligueros: Dijon y Reims.

AP

Mientras tanto, Neymar, deberá afrontar las consecuencias por un supuesto golpe a un aficionado que se encontraba en el pasillo donde los jugadores subían para recoger sus respectivas medallas de subcampeones.

Ese hecho podría ocasionarle una sanción de ocho partidos, con un veredicto que se decidirá la próxima semana. 

AP

El jefe de comunicaciones, Jean-Martial Ribs, comentó para el Globo, que eso no tendría que haber sucedido, el personal de seguridad no debió permitir que se suscitara eso. Por parte de los organizadores hubo falta de seguridad. 

"Era un espacio reservado para los premios, para celebrar a los jugadores de ambos equipos, no para abusar verbalmente de nuestros jugadores", explicó. 

"Hubo una clara falta de seguridad por parte de los organizadores. Esta persona fue demasiado lejos. Discutiremos con la FFF que sea vetado en los estadios franceses", finalizó.

AP