El último intento para salvar de la extinción al cetáceo más pequeño del mundo está repleto de incertidumbre. Pero los expertos van a intentarlo

Las dos últimas opciones propuestas por los expertos para salvar de la extinción a la vaquita marina, son la reproducción en cautiverio y la clonación.

Es un salto al vacío con resultados inciertos y pocas alternativas, que llega en el momento más crítico de la vaquita, de la cual se estima que sólo sobreviven 30 ejemplares en el Golfo de California, su habitat natural.

“Es una medida desesperada”, reconoció Lorenzo Rojas-Bracho, presidente del Comité Internacional para la Recuperación de la Vaquita (CIRVA).

LA CAPTURA

En este momento el Pacífico mexicano se encuentra bajo la influencia de los ciclones que cada año azotan la región. Pero cuando las aguas del Golfo de California estén más calmadas —el próximo octubre—, comenzará la búsqueda de las últimas vaquitas marinas para su captura, una tarea incierta y difícil que nunca antes se había intentado.

Un pequeño grupo de delfines de la Armada de Estados Unidos, entrenado y equipado con sensores especiales, recorrerá las aguas de la Alta California para tratar de ubicar los últimos ejemplares de la vaquita. 

Lorenzo Rojas-Bracho, especialista en cetáceos, explica que los ejemplares de la vaquita que han sido capturados en el pasado han tenido reacciones muy diversas, que van desde una adaptación casi inmediata a un nuevo hábitat, hasta un estrés extremo que ha puesto en riesgo su vida. Sea como fuere, una vez que los delfines hallen a una o varias vaquitas, un grupo de seis lanchas se aproximarán con una red ligera para atrapar a los ejemplares y evitar que sufan daño al 
momento de la captura. 

ÚLTIMO INTENTO

Una vez capturada, la vaquita será colocada en una camilla donde varios especialistas evaluarán su estado físico antes de subirla a la embarcación que la llevará a un santuario (una laguna) que el Gobierno mexicano está acondicionando en el poblado de San Felipe, en Baja California. 

El avance en cada una de esas capturas dependerá siempre del comportamiento del cetáceo, según explican los directivos del CIRVA. Si la vaquita no tolera la captura, será liberada, y de esta manera el último esfuerzo para salvarla de la extinción en su propio habitat habrá terminado (la idea es intentar reproducirla en cautiverio).

La principal razón por la que los expertos se han inclinado por recomendar al Gobierno mexicano reproducir en cautiverio a la vaquita marina es por la exagerada proliferación de redes de pesca que se emplean en el Golfo de California. 

El cetáceo por lo regular muere atrapado en esas redes, aunque el objetivo de los pescadores sea el pez totoaba, una especie también en peligro de extinción, por cuya vejiga natatoria se pagan hasta 10 mil dólares en China.  

Mientras los ejemplares de la vaquita marina son resguardados en el santuario, la tarea de los especialistas será localizar las redes flotantes y despejar las aguas del Golfo de California de ese peligro.

Una vez en el santuario —una gran laguna a la orilla de la playa— las vaquitas serán vigiladas constantemente. 
La adaptación de los ejemplares será determinante para avanzar hacia un proceso de reproducción en cautiverio. 

Las hembras suelen tener una cría cada dos años, así que la supervivencia de la vaquita en las aguas del santuario será un trayecto sin retorno. 

“El esfuerzo de trasladar algunas vaquitas a un santuario artificial será extremadamente difícil y costoso, y no hay garantía de que tenga éxito”, concluye el reporte con el que los expertos se han lanzado —literalmente— al mar para rescatarlas.

La crioconservación como alternativa

La situación crítica sobre la supervivencia de la vaquita ha llevado a los expertos a considerar la conservación de material genético del cetáceo para utilizarlo en caso de que éste desaparezca. 

Los expertos recolectarán muestras de los ejemplares durante el proceso de captura para el cautiverio. El programa hará la recolección de muestras,  tanto de tejidos, como de las células sexuales.

El material colectado será trasladado al Frozen Zoo de San Diego (California, EE UU), una institución que conserva muestras de 10 mil especies extintas o en peligro de extinción, y que ha logrado la reproducción a partir del tejido vivo de algunos animales. 

Las muestras de la vaquita marina llegarían allí para que los científicos descifren su ADN e intenten el cultivo de sus tejidos, para luego considerar la clonación del cetáceo.

“Ir más allá dependerá de los resultados del plan. La suerte de la vaquita está en el aire”, señala Rojas-Bracho
retrato del cetáceo

La vaquita marina (Phocoena sinus) es un cetáceo endémico de aguas mexicanas que habita en la reserva de la biósfera de la Alta California.

En ningún otro sitio del mundo existe este sorprendente animal, cuyos adultos miden 150 centímetros de longitud y pesan alrededor de 50 kilogramos. Es uno de los cetáceos más pequeños del mundo.

Esta enigmática especie es muy tímida. No practica el salto alegre de los delfines sobre la superficie del mar, sino que emerge del agua unos segundos para tomar aire. 

La vaquita ha sido incluida entre las 100 especies de mamíferos en más alto peligro de extinción.

Su mayor amenaza es el uso indiscriminado de redes para atrapar totoabas, un pez que también se encuentra en peligro de extinción, dado que su vejiga natatoria es apreciada en muchas partes del mundo. 

CICLO DE VIDA

Las vaquitas viven 20 años en condiciones ideales. Alcanzan su madurez sexual a los tres años, suelen tener una sola cría (en marzo) y la reproducción se lleva a cabo durante la primavera y el verano. Su periodo de gestación es de 10 a 11 meses. 

HÁBITAT

El hábitat de la vaquita marina está en el límite del golfo de California y el mar de Cortés, donde prefiere las aguas turbias y poco profundas que hay a lo largo de la costa. Rara vez nadan a más de 20 metros de profundidad, de hecho, son conocidas por ser muy tímidasy huidizas.

 La mayoría de las veces la vaquita ha sido vista a poca profundidad, sobre fondos marinos de limo y arcilla y a pocos kilómetros de la costa. 

O sea que buscan las aguas con alto contenido de nutrientes que atraen a los peces, calamares y crustáceos que les sirven de alimento. 

DATOS

1000 Es el número promedio de embarcaciones de pezca que operan en el área de la la vaquita marina

39 Promedio de vaquitas que mueren al año en redes agalleras