Recreo en escuelas será de manera escalonada ante la Nueva Normalidad
La pandemia de coronavirus ha traído cambios en todo el mundo en la manera en que las personas se relacionan. Ahora como medida de seguridad ante el COVID-19 los horarios de recreo para los menores estudiantes serán de manera escalonada

A medida que los estados empiezan a  relajar las restricciones relacionadas con el COVID-19, los gobernantes comienzan a preparar los protocolos para el regreso a las aulas. El pasado mes de mayo el Gobierno Federal, presentó el plan para el regreso a clases en la Nueva Normalidad, que dentro de las medidas de sana distancia contempla recesos escalonados. 

 

Durante meses, las escuelas han estado paradas pero de manera paralela al desconfinamiento, múltiples países han empezado esta semana a volver a abrir los colegios. Según datos de la UNESCO, el coronavirus ha afectado al 80% de los estudiantes de todo el mundo, con 1.370 millones de niños sin poder asistir presencialmente a las clases. 

 

En Wuhan, la ciudad donde comenzó el brote a finales del año pasado, ya han comenzado a reabrir las escuelas. Lo mismo ocurre en otras partes de China, donde desde hace semanas los más pequeños están volviendo. 

 

Entre las estrictas medidas de sanidad los deportes y actividades que requieran de cualquier tipo de contacto quedaron prohibidos. En México los alumnos no podrán salir todos al mismo tiempo, la salida de los alumnos será de manera escalonada, en el primer bloque saldrán los alumnos de primero y segundo, después tercero y cuarto, por último los alumnos de quinto y sexto. 

 

El recreo, a decir de los niños, era la parte más divertida de ir a la escuela, sin embargo, Leonel y Azul, dos alumnos de segundo y quinto grado ya no jugarán al fútbol, a “la trae”, ni a los “quemados”, con sus compañeros, para reducir las probabilidades  de contraer el virus. 

 

El recreo era lo más divertido de la escuela

 

Como muchas de las cosas cambiantes tras el Covid-19, a las escuelas les toca también rediseñar espacios, preparar protocolos de sanidad, evaluar riesgos, incluir nuevos aditamentos como parte de los uniformes, como serán cubrebocas y caretas, pero una las modificaciones más significativas será la desaparecieron de los recesos como se conocían antes. 

 

Leonel, un alumno que cursará el siguiente  ciclo el tercer grado de primaria en Arteaga, aunque no extraña mucho las tareas, desea regresar a la escuela para poder un cascarita con sus compañeros.

 

“Siempre salía y le comía mi lonche, luego si las canchas no estaba ocupadas por los niños grandes pediamos el balón y jugábamos al fut, pero cuando estaba ocupada jugábamos a la escondidas”, dice. 

 

Antes del Covid-19, Leonel la contaba con ciertas restricciones, entre ellas no poder jugar con alumnos de otros grados, para evitar que entre ellos se pelearan por perder o ganar una cascarita. 

 

“La maestra siempre nos decía que no podíamos jugar con los de tercero o los de cuarto, por que siempre nos pegan o nos lastimaban si ganamos, por eso ya no nos dejaban y a veces teníamos que salir bien rapidísimo a ganar la cancha”, relata. 

 

Ahora Leonel, es consciente y lo dice, “en la nueva escuela voy a tener que usar cubrebocas y gel en las manos para no contagiarme, pero no me han dicho si cuando juguemos me voy a poder quitar el cubrebocas porque me suda mucho la cara”, indica, sin conocer al cien por ciento las implicaciones de regresar a la escuela. 

 

Sin recreos no habrá rendimiento escolar: expertos

 

Bajo rendimiento escolar, procesos cognitivos inconclusos, ansiedad y hasta depresión, serían las consecuencias de la desaparición de los recreos en las escuelas del estado y del país, ante el posible regreso a clases en agosto. 

 

A nivel Federal la Secretaría de Educación, presentó dentro de las medidas de prevención de contagio de Covid-19 en las escuelas la anulación de los recreos escolares como se conocían, pues ahora deberán ser escalonados por grupos y edades. 

 

Sin embargo, maestros y psicólogos infantiles advierten del riesgo cognitivo y psicosocial que esto representaría para los menores, pues este lapso de recreación en las escuelas contribuye a la formación emocional de los alumnos, refuerza la interacción social y se comparte conocimiento aprendido en las aulas.  

 

La psicóloga, Karla Valdés, con maestría en Psicología Clínica Infantil, señala que si bien es prioridad garantizar la salud de los menores, hasta ahora los protocolos que se presentaron para el regreso a clases, carecen de acciones emocionales para mitigar los efectos de la nueva realidad. 

 

Maestros por su parte exponen que, dentro del escenario ideal, los alumnos regresarán sin problema a las aulas, sin embargo, en el escenario real se enfrentarán a niños con cuadros de ansiedad, estrés postraumático y rezago educativo, por lo que consideran deberán recibir capacitación para el manejo conductual y emocional para el próximo regreso a clases. 

 

Paloma Gatica

Paloma Gatica se desempeña hace 5 años como periodista en la prensa escrita, se especializa en temas de tecnología, redes sociales, educación y tendencias, así como en derechos de la mujeres y problemáticas sociales en la adolescencia.

Actualmente trabaja como reportera en la redacción de Vanguardia, en donde tiene la oportunidad de incursionar más a fondo en el periodismo digital, desde distintas plataformas, así como en el periodismo de datos. 

Es licenciada en Comunicación (Generación XXXV) egresada de la Facultad de Ciencias de la Comunicación de la UA de C, y orgullosamente nacida en Parras de la Fuente.