Exigen justicia. El 19 de febrero de 2006, una explosión en la mina Pasta de Conchos dejó atrapados a 65 mineros, los cuales a la fecha no han sido rescatados. / Cuartoscuro
A 12 años de la tragedia, les dan la razón al colectivo que sigue buscando justicia

La Comisión Interamericana de Derechos Humanos admitió y les dio la razón a las familias de Pasta de Conchos al alegar que hubo violaciones a sus derechos humanos, luego del percance hace 12 años, informó el colectivo de familias.

En entrevista con VANGUARDIA, Cristina Auerbach, activista y vocera del colectivo que engloba a las familias de Pasta de Conchos, adelantó que esta decisión es un avance en la búsqueda de justicia.

“Abre realmente la posibilidad, por primera vez en 12 años de tener acceso a la justicia, de saber qué fue lo que pasó, porque todos son mitotes, son dichos de la empresa, del Estado que no se pueden comprobar”, señaló Auerbach.

Según lo dicho por el Colectivo en su comunicado y Auerbach en entrevista, la CIDH admite que se violaron los derechos sociales, económicos, a la vida y a la protección judicial.

“El Estado ha sido sumamente permisivo con Grupo México, le ha permitido hacer y deshacer a su antojo, han violado derechos fundamentales como lo que hizo Humberto Moreira de entregar y emitir actas de defunción ilegales (…) con eso se sirvió Javier Lozano con la empresa para sacar pensiones con salarios de hambre”, dijo la activista.

Con esta definición, la CIDH queda a la espera de ambas partes, tanto de las familias de Pasta de Conchos como el Estado mexicano para conocer si quieren llegar a un acuerdo amistoso o si prefieren que el caso avance a la Corte Interamericana de Derechos Humanos.

Las familias de los mineros atrapados hasta anoche analizaban si aceptaban llegar a un acuerdo amistoso o preferían que el caso siguiera su curso.