Ya me están criticando, pero nadie se debe ofender, respondió a los gobernadores el subsecretario de Salud | Foto: Cuartoscuro
Al marcar el riesgo de COVID-19 se hace con los datos que aportan los estados, señala
No hay asperezas con los gobiernos estatales, el semáforo sigue vigente”.
Hugo López-Gatell, subsecretario de Salud.

CDMX.- El semáforo epidemiológico para determinar el riesgo por COVID-19 en las entidades federativas no está sujeto a negociaciones, afirmó Hugo López–Gatell Ramírez, subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud, quien mencionó que sigue vigente el indicador presentado el 3 de julio pasado.

“Nosotros producimos el semáforo todas las semanas porque es un instrumento de monitoreo de riesgo. El semáforo no se trata de negociarlo con cada estado, no está sujeto a negociación, nosotros decimos: ‘Esto es lo que identifico en tu entidad’ y en no pocas ocasiones nos dicen, por ejemplo, que abrieron tres hospitales más y ese ha sido el elemento principal que ha llevado a ajustes”, dijo.

Te puede interesar

Luego de que el pasado viernes no se actualizara el semáforo, el funcionario enfatizó que no hay asperezas con los gobiernos estatales y llamó a los mandatarios a no tomar la decisión como un tema personal o de crítica. 

“Desafortunadamente fue malinterpretado, que si tiramos a la basura el semáforo, pero no, sigue vigente, lo que se detuvo fue la actualización por diversas inconsistencias, y hubo reacciones: ‘Ya me están criticando’, pero nadie se debe ofender, lo que decimos es con evidencia, sabemos cuántos estados no actualizaron información importante, en especial con relación a la ocupación hospitalaria”. 

Te puede interesar

Agregó que el gobierno federal analiza la propuesta de que este mecanismo se presente cada 15 días. 

José Luis Alomía, director de Epidemiología, señaló que de acuerdo con estimaciones, en estos momentos la cifra de casos confirmados de COVID-19 sería de 349 mil 893 y 38 mil 263 fallecimientos. 

En cuanto a ocupación hospitalaria, en todo el país existen 29 mil 663 camas para el COVID-19, de las que 16 mil 391 están disponibles y 13 mil 272 ocupadas.