El Salvador. El partido del Presidente con mayoría legislativa destituyó el pasado sábado a tres magistrados de la Corte Suprema. AP
“El pueblo no nos mandó a negociar. Se van todos”, dijo Bukele en un tuit

SAN SALVADOR, SLV.- Pareciera que las destituciones de funcionarios en El Salvador no han terminado. El presidente Nayib Bukele adelantó ayer que su gobierno va a cumplir el mandato de la población que en las más recientes elecciones le dio el control del Congreso a su partido (Nuevas Ideas) y le permite hacer cambios removiendo a funcionarios con los que el mandatario ha tenido marcadas diferencias.

“El pueblo no nos mandó a negociar. Se van todos”, dijo Bukele en un tuit.

El nuevo Legislativo también podría buscar la destitución de los magistrados de la Corte de Cuentas y el Procurador para la Defensa de los Derechos Humanos, Apolonio Tobar, cuya elección estuvo marcada por señalamientos y enfrentamientos entre los diputados por tener expedientes de investigación abiertos en el sistema judicial.