Advertencia. La exposición directa al sol y el agua clorada es una combinación que podría provocar alguna infección en la piel / Archivo
Se puede contraer enfermedades en la piel; lanza IMSS algunas recomendaciones

Perla Argumaniz, especialista en medicina familiar del Instituto Mexicano del Seguro Social IMSS, en Coahuila, expresó que la piel es el órgano que requiere de cuidados especiales, sobre todo en temporada de calor, que es cuando las personas suelen acudir a balnearios, albercas o a lugares que se encuentran a la intemperie.

Durante la temporada de calor es común que la población infantil participe en cursos de natación o acuda regularmente a las albercas, lo cual incrementa el riesgo de contraer enfermedades en la piel, por la exposición al sol y al agua clorada.

Se debe tener cuidado con los hongos en la piel, en uñas de pies y manos, así como el pie de atleta, ya que son algunas de las más comunes y de más fácil trasmisión, aún y cuando se previenen con medidas sencillas y efectivas como llevar un par de sandalias de plástico y utilizar una toalla limpia y seca después del baño, que sea de uso personal y jamás prestarla.

Algunos hongos se incrustan en la tela y se depositan en el agua cuando se meten a nadar, por lo que es preferible utilizar trajes de baño cortos para evitar que la tela se infecte con esporas o bacterias que se puedan reproducir dentro del agua; bañarse al salir de la alberca y lavar perfectamente las prendas utilizadas.

La principal recomendación de la especialista es utilizar algún bloqueador solar antes y después de entrar al agua. Si la economía lo permite, buscar productos que permanecen en la piel durante el baño y repetir la aplicación cuando menos cada cuatro horas, principalmente en los casos en que hay una gran exposición a los rayos ultravioleta.

Asearse y cambiarse de ropa inmediatamente al salir del agua y no permanecer largos períodos con las prendas húmedas es otra medida esencial, dado que se considera una de las principales vías de contaminación.

En el cuerpo se debe poner especial atención en las áreas donde hay pliegues, entre los dedos de manos y pies, asegurar que estén debidamente secas y aplicar suficiente crema.

Otra medida, es no utilizar artículos ajenos, como toallas, gorras para nadar, lentes para el agua (googles), o estropajos, y tampoco se deben prestar, ya que se trata de objetos de uso personal que pueden favorecer el contagio de enfermedades.

Los datos
>Evite prestar y pedir prestados objetos como: Toallas, gorras, estropajos, lentes para nadar.
>En esta temporada, es común que los niños y jóvenes asistan a cursos de natación o acudan a albercas, por lo que los padres deben estar más atentos, ya que hay un riesgo de que contraigan enfermedades en la piel.
>Los hongos en la piel, en uñas de pies y manos, así como el pie de atleta, son las enfermedades más comunes.
>Llevar sandalias de plástico, y utilizar toallas limpias, es indispensable para el cuidado del cuerpo al momento de ir a balnearios.
Utilizar bloqueador solar antes y después de entrar a las albercas es primordial para el cuidado de la piel.