Foto: Especial
Las nuevas tarifas a la medida darán la opción de elegir más allá de las clases Turista y Premier de Aeroméxico.


 CIUDAD DE MÉXICO.- En las próximas dos semanas, la compañía mexicana lanzará una nueva estructura tarifaria que dará a los clientes la opción de elegir más allá de Clase Turista y Clase Premier, anticipó Andrés Conesa, director general de Grupo Aeroméxico.

El directivo explicó que esta estrategia, denominada Branded Fares, permitirá a los pasajeros elegir entre diversas opciones de acuerdo con sus necesidades y cada una de ellas ofrecerá distintos beneficios.

    Es algo que Delta y otras compañías han hecho exitosamente y nos dará una ventaja competitiva con nuestros rivales en México”.

Aunque no reveló más detalles, dijo que esta maniobra está pensada de modo que aquellos pasajeros que no requieren mayores servicios, que no sea el transporte, tengan acceso a tarifas muy competitivas, mientras que aquellos que sí eligen el resto de los productos que la compañía ofrece tengan mayor flexibilidad en su elección.

 


En conferencia con analistas, Conesa agregó que para este año la empresa prevé una capacidad para el mercado doméstico de entre tres y cinco por ciento, y ya no de doble dígito, como pronosticaba en el último trimestre de 2017.

En el caso del mercado internacional dijo que el aumento de capacidad se calcula en 16 por ciento.

A propósito de la alianza entre Aeroméxico y Delta expresó que en 2018 ambas empresas continuarán trabajando en su plan de generar unos 200 millones de dólares adicionales de utilidades hacia 2021, mediante sinergias. Del total, 160 millones de dólares provendrán de su oferta comercial mejorada. “Continuaremos desarrollando nuestra relación de trabajo con nuestro socio Delta”.

Ayer ambas firmas anunciaron el lanzamiento de una nueva ruta entre León y Detroit, que comenzará operaciones a partir del 30 de abril.
Nuevas alas

El director de Aeroméxico también recordó que durante este año la empresa introducirá nuevos equipos Boeing 737MAX, de un pedido en firme de 60 aviones de este tipo que realizó en 2012, de los cuales el primero llegará este viernes.

 

Respecto del aumento de flota, Ricardo Sánchez Baker, director ejecutivo de Finanzas de Aeroméxico, precisó que este año arribarán en total cinco aviones B737 MAX. La entrada de estos equipos y la salida de modelos como el B777 permitirán a la empresa tener sólo tres familias de aviones, es decir, los Embraer 170-190, los B737 y los B787 con lo que se generarán eficiencias en rubros como el mantenimiento.

Sobre la posibilidad de que la empresa pudiera incluir aviones de la Serie C de Bombardier a su flota, Andrés Conesa comentó que es algo que se evalúa. Recordó que hace unos meses el gobierno de EU impuso un impuesto de 300% a los aviones de Bombardier.