Foto: Especial
En entrevista para VANGUARDIA, el director de ALACERO afirma que el consumo del acero este año ha sido menor a lo esperado

La industria del acero en América Latina (AL) no es ajena a las tensiones derivadas de las guerras comerciales y a la baja de la actividad económica, aunque su proyección es llegar a un consumo de 70 millones de toneladas en 2019, el año empezó con un consumo menor, pero son optimistas con el segundo semestre.

A nivel mundial esta industria genera 96 millones de empleos directos y 260 millones de indirectos, mientras que en AL se concentran 900 mil empleos entre directos e indirectos.

Alacero (Asociación Latinoamericana del Acero), es la entidad civil sin fines de lucro que reúne a la cadena de valor del acero en AL, está integrada por más de 60 empresas productoras y afines de 19 países.

En entrevista con VANGUARDIA, su director general, Francisco Leal, informó que de las 70 millones de toneladas que se tiene como expectativa este año en AL, teóricamente debería colocarse 50% durante el primer semestre y la otra mitad en el segundo semestre, pero no fue así, empezó débil.

Las condiciones de baja actividad económica en países muy importantes como México, Brasil y Argentina, está llevando a un consumo mucho menor, que hoy se traducen en menos de 26 millones de toneladas.

A esto se suman las tensiones derivadas de las guerras comerciales de EU contra China, el primero es uno de los mercados importantes para AL en productos de acero y el segundo, en materias primas.

“Tenemos comercio con ambos gigantes económicos y cuando sucede el proteccionismo y guerras comerciales entre ellos, nos vemos afectados directamente”, dijo.

Hizo particular hincapié en el caso de México, es el principal país que contribuye a la baja que se presenta en AL, quien se ve afectado por ambos factores, la situación de EU como por una causa interna, la cautela de los inversionistas para traer nueva generación de empleo.

MENOR CONSUMO

En el caso del tema de los aranceles comentó que nada más para el país, representó cerca de un millón de toneladas en 2018, por ello, aunque ese año se tenía previsto un mayor consumo en el país no fue así y la causa principal fueron los aranceles que EU aplicó a las importaciones de México, aunque fueron recientemente retirados.

Aunque en AL, también hay una cautela generalizada en inversiones a causa de la incertidumbre generada por la guerra comercial de EU y China, sin embargo, la necesidad de crecimiento en AL es muy grande, el consumo per cápita es bajo, por lo tanto requiere inversiones, aunque estas pueden llegar hasta 2020 ó 2021.

A nivel mundial el consumo per cápita es de 217 kilos y en AL de 107, pero hay diferencias muy grandes entre los países, como ejemplo citó que en México el consumo per cápita es de 200 kilos, mientras que en Brasil es de 95 y en Colombia en 74.

Adicionalmente comentó que otra oportunidad que tiene AL es la situación que se presenta entre China y EU, porque se puede reemplazar el comercio que tiene China con ese país.

EU NO ES TAN ABIERTO

Aunque en este caso, se enfrentan a que EU no es tan abierto y siempre hay obstáculos, primero fueron los aranceles que se pusieron con la 232, después la investigación antidumping en estructuras de acero que vienen desde México y hay un nuevo decreto de Trump para consumir productos americanos de acero. No obstante, que con este tipo de acciones, EU estará creciendo su capacidad de acero, añadió que también encarece los costos y lo estarán pagando los consumidores finales de ese país.

“La oportunidad es sustituir ese comercio de China hacia EU, hasta ahora no es tan fácil, pero no deja de ser una oportunidad y también el llegar directamente a China con los productos de la región”, dijo.

También a través de acuerdos comerciales, entre ellos el T-MEC, de ser autorizado por los congresos de los tres países, evitará en un futuro los proteccionismos con la región, asimismo hay una oportunidad con EU de hacer lo mismo con AL.

“Este tipo de acciones de libre comercio es la única salida que vemos para que EU deje ese proteccionismo al menos con América Latina, no sabemos si lo vaya a dejar en general todo depende también de si será electo o no Trump”, indicó.

Sin embargo, Latinoamérica otra situación que enfrenta es que el 37% de su consumo viene de importaciones y el principal país es China, por lo que reiteró la importancia de crecer el consumo interno en AL; además de los 66 recursos interpuestos contra importaciones desleales, 45 de ellos son contra ese país.

TOMAR ACCIONES

Finalmente el director de Alacero comentó que la industria del acero en AL ha tomado acciones para enfrentar estos problemas globales de dos maneras muy importantes, la primera notificándole al mundo y a cada gobierno la importancia que esta industria tiene en las economías locales y como segundo punto, en cada país llevar a cabo una concientización hacia los legisladores en el sentido de que se debe proteger esta industria, si desaparece en la región, la industrialización que  va de la mano con un crecimiento económico en general y un enriquecimiento de la región, estará en riesgo.

“Se debe intentar cubrir las fronteras contra las acciones desleales de comercio de otros países, no solamente de China, de tal manera que se tenga un campo de juego parejo y no con diferencias tan grandes como hemos visto hasta ahora, la industria del acero en Latinoamérica está preparada para competir con esos engranes, sin embargo, queremos que el campo de competición sea parejo”, finalizó.

50% de las 70 millones de toneladas que se tenían como expectativa colocar este año, debieron colocarse en el 1T19, pero no fue así.