Tomada de Twitter
La Máquina Celeste no encuentra el rumbo en la liga y peligra su permanencia en Primera División

Los malos resultados del Cruz Azul siguen calando fuerte entre los aficionados, que son los que pagan los platos rotos del equipo.

El último fracaso celeste en Copa MX, generó molestia y decepción de sus aficionados.Uno de ellos se enojó tanto que prefirió quemar su playera.

"Cruz Azul la mera verdad ya no da para más, dejé de asistir hace mucho tiempo al estadio Azul, yo ya no pago un boleto para irlos a ver, este equipo ya me tiene bien desilusionado y aquí van a ver la frustración que tengo”, dijo el triste aficionado. 

En ese momento, comenzó a quemar su playera para demostrar que ya no sería la burla de nadie.

Un estudio reciente arrojó que el Cruz Azul perdió 5 millones de aficionados del 2008 a la fecha y el número podría incrementarse en próximas fechas.