Foto: Cuartoscuro
El funcionario aclaró que el inmueble fue donado a una sociedad estadounidense en 2016 de la que ya no es accionista

De acuerdo a Reporte Indigo, Javier Jiménez Espriú, secretario de Comunicaciones y Transportes aseguró que el departamento que no declaró públicamente nunca fue suyo, sino de su esposa, y específico que el mismo fue donado a una sociedad estadounidense en 2016.

Añaden que el funcionario tuvo que responder, luego de que Reforma difundiera que en su declaración patrimonial había omitido incluir la propiedad, cuyo costo oscila los 346 mil 500 dólares.

Especificó que antes de que regresara a la actividad como funcionario público, las acciones de esa sociedad, que se encontraban a su nombre, pasaron a la titularidad de su hijo Javier Jiménez Gutiérrez por lo que él dejó de tener alguna relación con ella.

 

 

Por estas razones, el funcionario dijo que el inmueble en mención no fue reportado en su declaración patrimonial.

Durante su conferencia matutina de este lunes, a pregunta expresa de un reportero, sobre la falta de declaración de este bien inmueble, Andrés Manuel López Obrador aseguró que el funcionario “tiene que explicar sobre esta situación”.

“Es muy aleccionador, de como con transparencia se evitan simulaciones. Y si no existen simulaciones se aclaran las cosas. Se tiene el derecho a la replica y esto es la democracia. Hoy tiene que responder el secretario sobre este tema”, sostuvo el presidente.

Según Reforma, el secretario de Comunicaciones y Transportes omitió declarar un departamento en la torre Briar Place, en Houston, Texas, cuyo costo es de 346 mil 500 dólares que le transfirió su esposa en 2016, “vía una empresa que él creó este año y encabeza”.

Con información de Reporte Indigo