Opina. Dávila Flores se dijo convencido de que “las reformas, como estas al Código de Comercio para agilizar los juicios orales mercantiles, representan grandes ventanas de oportunidad. / Archivo
Al resolver más con menos y en menos tiempo, impulsamos la economía y el país mejorará su calificación en el Doing Business

A decir del diputado Jorge Dávila, hay confianza en que las reformas al Código de Comercio en materia de juicios orales mercantiles significarán mayor eficiencia, menos trámites burocráticos y obstáculos legales, una justicia más expedita y, sobre todo, elevar la productividad y la competitividad de México, para poder generar más empleos.

Apuntó como ventaja el hecho de que la justicia oral es más ágil frente a la tradicional impartida de manera escrita.

Al resolver más con menos y en menos tiempo, según dijo, impulsamos la economía y el país mejorará su calificación en el Doing Business, que mide la facilidad de hacer negocios.

Estimó provechoso el implementar el juicio oral mercantil, modificar el ofrecimiento, desahogo y valoración de pruebas y cambiar las causas de suspensión de las audiencias, para evitar freno en las querellas.

Sin embargo, se espera que el dictamen sea presentado al Pleno y eventualmente aprobado, cuando se lleve a cabo el primer periodo ordinario de sesiones del segundo año de ejercicio de la LXIII Legislatura, en septiembre próximo, para cumplir así con la ruta trazada por los propios legisladores.