Esther Quintana. Foto: Vanguardia/Humberto Casas
Quintana espera que su carácter aguerrido que mostró durante los 60 días de campaña le valga para conquistar el corazón de los saltillenses

La apuesta por un mandato con una relación de mucha cercanía con la ciudadanía y la apuesta por dar continuidad a la administración actual, tal como lo prometió en campaña seguirá siendo una incógnita para los residentes de Saltillo, quienes en caso de que la guerrerense ganara se pudiera seguir disfrutando de la segunda mejor ciudad para vivir en todo el país.

Minutos antes de las 10:00 de la mañana, Esther se presentó en su casilla ubicada en la colonia Virreyes, sonriente e informada sobre los múltiples incidentes para la apertura e instalación de casillas, hizo un llamado enérgico al órgano electoral para hacer cumplir la voluntad de la ciudadanía.
En una campaña de “a pie” durante dos meses por Saltillo, la candidata se distinguió por ofrecer declaraciones contundentes mientras se cubría del sol con un inconfundible sombrero blanco.

Una capital del Estado ordenado y limpio en su aspecto físico fue la visión de Esther, además de contar con ciudadanos diciendo “nunca me han tratado mejor y nunca me han cumplido tanto como en este Gobierno” fue la meta trazada por Quintana desde un principio.

La candidata por la Alianza Ciudadana conformada por el PAN, UDC, PPC y Encuentro Social, aseguró durante sus actos de campaña que encabezaría la administración durante un año sin buscar reelegirse para el puesto por tres años más.

Un segundo piso en Periférico Luis Echeverría a la altura de Nazario Ortiz fue una de las propuestas más polémicas anunciadas por la primer alcaldesa en la historia de Saltillo y también exjefa del gabinete de Isidro López.

Directa y formal, siempre hablando de las cosas por su nombre, Esther Quintana siempre alzó la voz para velar por los ciudadanos más desfavorecidos en diferentes puntos de Saltillo, siempre señalando la operación de las “lideresas” quienes –de acuerdo a sus palabras– tanto daño han hecho a la ciudad y al País.

En tema de refugiados, Quintana se comprometió a coadyuvar en un programa de asistencia a personas extranjeras que busquen refugio en Saltillo específicamente, siempre será un asunto de solidaridad humana. 
En caso de resultar ganadora Esther Quintana anunció que el 40 por ciento del presupuesto se destinaría para invertir en el desarrollo integral de los ciudadanos, el resto del presupuesto destinado para la entidad será inyectado en materia de seguridad, infraestructura y nómina, de acuerdo al orden de prioridad de su administración.

Sobre este último punto Quintana recalcó que el equipo de trabajo estaría conformado por personas de confianza y que trabajen en beneficio de la sociedad bajo el compromiso de inclusión, diálogo franco y abierto con los saltillenses.

En ámbitos competentes al corazón de la ciudad, aseguró que se tienen identificadas hoy día aproximadamente 120 edificaciones en estado de abandono, provocando tres problemas principales, inseguridad, insalubridad y deterioro de la imagen urbana.

Asegura. La candidata por la Alianza Ciudadana confirmó que encabezaría la administración durante un año sin buscar reelegirse.