El actor mexicano Mauricio Ochmann ha tenido una filmografía en ascenso en lo laboral a partir de su debut en el cine haciendo un pequeño papel en la producción hollywoodense “Mensaje de amor” (Luis Mandoki, 1999).

Con el nuevo milenio, paralo a su actividad como galán de telenovelas, Ochmann inició su camino como protagonista de comedias románticas a partir de “7 mujeres, un homosexual y Carlos” (René Bueno, 2004) para llegar a su primer gran éxito taquillero en el 2015 al protagonizar junto a su ex pareja en la vida real, Aislinn Derbez, “A la mala”, de Pitipol Ybarra, a la que le siguieron dos de las películas más taquilleras del cine mexicano de la década pasada entre las que se contaron “Hazlo como hombre” (Nicolás López, 2017) y “Ya veremos” (Pitipol Ybarra, 2018), esta última entrando en el terreno del “dramedy” o la mezcla de drama con comedia con la que tanto él como su coprotagonista, Fernanda Castillo, se consolidaron como un par de las estrellas más taquilleras de la industria fílmica nacional. 

En ese contexto, cuando el pasado mes de abril Ochmann esperaba seguir su racha de éxitos en la taquilla del cine mexicano haciendo pareja con Omar Chaparro (“No manches Frida”) en una nueva comedia que bajo el título de “Y cómo es él”, de Ariel Winogard, la pandemia frenó su estreno en las salas de cine por lo que en su defecto el fin de semana pasado fue Netflix la que nos brindó la primera película directamente para el streaming protagonizada por el actor que será del gusto de los públicos que lo han llevado a la popularidad en cine que alcanzó en los últimos años y se ve reflejada en el primer lugar que mantiene en esta plataforma como la más vista por los mexicanos en su semana de estreno.

La cinta en cuestión se titula “Ahí te encargo”, y en ella Ochmann interpreta a Alex, un creativo de publicidad que sueña con ser papá de un hijo con su esposa (Esmeralda Pimentel) pero para esta última su prioridad es desarrollarse como abogada, y al encontrarse en su mejor momento profesional lo que menos visualiza es su rol en la maternidad. En este contexto, una joven madre soltera a la que conoce Alex le pide como favor le cuide por unos días a su bebé de brazos en lo que soluciona un problema (de ahí el título de la película), pero al prolongarse ese favor, y enfrentar Alex una inesperada “paternidad” lo llevará a enfrentar un reto conyugal que pondrá a prueba el amor de su pareja.

Dirigida por Salvador Espinosa (“Guadalupe-Reyes”), “Ahí te encargo” es el primer trabajo como guionista de la actriz Tiaré Scanda (quien también tiene una participación especial en la película), y es su aportación a esta predecible “dramedy” la que le da corazón a una historia que viéndola de forma objetiva no es más que una fusión de mejores películas ochenteras como lo fueron “Cuando papá se convirtió en mamá” (Stan Dragoti, 1983) y “¿Quién llamó a la cigüeña?” (Charles Shyer, 1987).

Eso sí, solo el tiempo dirá si un actor como Ochmann que ha demostrado tener una aceptable versatilidad en teatro en obras como “Equus” o “El Graduado”, por mencionar algunas, llega a realizar como el protagonista de “Cuando papá se convirtió en mamá”, Michael Keaton, una película de la altura de “Birdman”, de Alejandro G. Iñarritu, porque se momento la zona de confort que le ha regalado esta sucesión de películas no es sorpresa le hayan dado un status actoral complaciente para quienes gustan de este tipo de género de producciones nacionales, pero sin ninguna trascendencia fílmica a largo plazo.

Alfredo Galindo

Columna: Cinelectronico

Productor, Director y Guinista de cine.

Columnista del periódico Vanguardia desde 1995, escribe sobre música, cine y televisión. Combina la pasión de escribir con la creación cinematográfica.