Ajustes. Al cierre de 2015, AHMSA tenía crédito con 8 instituciones extranjeras, según su reporte publicado en la BMV. Foto: ESPECIAL
El recurso de protección de quiebra en Estados Unidos es un paso para impulsarse

MÉXICO.- El pasado martes 16 de agosto, Altos Hornos de México (AHMSA) presentó una solicitud de protección de quiebra en un juzgado de EU. Sin embargo, se trata de un mero trámite.

En 1999, la industria siderúrgica mundial pasaba por un mal momento y la deuda de AHMSA sumaba 1,900 mdd, lo que le complicó hacer frente a algunos pagos. Por ello, la acerera inició un proceso de reestructuración de deuda con sus acreedores.

Ante la situación, algunos de esos acreedores emprendieron acciones judiciales contra AHMSA, por lo que en mayo de ese mismo año, se amparó bajo la ley de Suspensión de Pagos.

“Que una empresa se apegue a esta protección, lo que hace es que legalmente se limita la acción de los acreedores para demandar, llevarse activos o clausurar la empresa. El espíritu es que la empresa siga operando, que no se pierda el valor de la empresa y que se llegue a un acuerdo”, explicó Federico Hernández, socio de servicios de reestructuración de KPMG México.

1,900 MDD era la deuda que AHMSA tenía con sus acreedores en 1999, de ahí que inició una reestructuración

El proceso duró más de 10 años. En mayo de 2016, un juez dictaminó el término de la Suspensión de Pagos, debido a que la mayoría de los acreedores aceptaron el plan de pagos propuesto por AHMSA.

El plan de una de las acereras más importantes de México consiste en pagar, como máximo en un plazo de tres años, 1,700 mdd a sus acreedores (el monto de la deuda que reconoció el juez). La reducción de esta deuda le permitirá tener mayor flexibilidad financiera, aseguró AHMSA.

Para realizar el pago, acordaron intercambiar poco menos de la mitad del monto por acciones de la empresa, y el resto se hará en efectivo.

Al respecto de la situación de AHMSA en la BMV, Julián Fernández, analista de Bursamétrica, indicó que una de las repercusiones podría ser el desesliste de sus acciones en el mercado, cuya cotización está suspendida desde 1999 a raíz de la Suspensión de Pagos.

TRÁMITE EN EU

Respecto a la protección de quiebra que recientemente solicitó en EU, AHMSA declaró “que dicha acción jurídica homologa los acuerdos alcanzados con los acreedores y replica lo ya efectuado en México, como parte de las actuaciones requeridas para el término de la suspensión de pagos, sin variar el curso de dicho proceso”.

10 AÑOS duró activo el recurso legal de Suspensión de Pagos que tramitó AHMSA, hoy derogado por un juez

Es decir, la empresa se acogió a una ley en EU para que ningún acreedor pueda tomar acciones legales contra la compañía en ese País y evitar así que nadie dificulte el acuerdo de reestructuración que ya alcanzó con la mayoría de sus prestamistas en México.

De forma general, la ley de Quiebra en EU y la de Concurso Mercantil en México (antes de Suspensión de Pagos) funcionan de la misma manera.

“Lo que permiten estas leyes es que entren en un proceso de reestructura financiera, mediante la cual hay cierta protección de la empresa hacia sus acreedores. El espíritu final de esto es que la empresa pueda salir con un negocio en marcha para poder conservar los empleos, la producción y operación”, aseguró Hernández.

El especialista detalló que una empresa entra en un proceso así en un País o en otro dependiendo de donde estén sus acreedores.

Al cierre de 2015, AHMSA tenía crédito con 8 instituciones extranjeras, según su reporte publicado en la BMV.