Foto: Vanguardia/Luis Salcedo
Psicoterapeuta señala que la psicosis que se ha creado tiene que ver con el hábito de tomar informaciones a medias e inventar escenarios

Han pasado cinco días desde que México volvió a ser víctima del temblor que dejó a su población invadida por el pánico; y la incertidumbre no se va.

Para la psicoterapeuta Dona Wiseman, la mala información está creando una psicosis colectiva alrededor de lo que ha ocurrido tras este desastre natural.

“Creo que muchas de estas psicosis colectivas tienen que ver con falta de información; creo que entre más concretas tengamos las cosas, aunque sean terribles; nos dan mayor seguridad”, declaró.

Wiseman señaló además que la psicosis que se ha creado tiene que ver con el hábito de tomar informaciones a medias, e inventar escenarios.

Psicoterapeuta Dona Wiseman. Foto: Facebook
Creo que muchas de estas psicosis colectivas tienen que ver con falta de información; creo que entre más concretas tengamos las cosas, aunque sean terribles; nos dan mayor seguridad”
Psicoterapeuta Dona Wiseman

LAS REDES Y SUS MALES

La principal herramienta que utilizaron los mexicanos para informarse sobre el sismo fueron Twitter y Facebook y Wiseman puntualiza que si bien estas herramientas resultaron óptimas las primeras horas, con el paso del tiempo dejó de ser tan útil.

“El primer día y la mitad del segundo, la cosa iba bien. Se utilizaron las redes de una manera muy efectiva, ahora ya estamos entrando en esta parte en donde alguien vio algo y malversan la información; y estoy hablando que lo hacen medios, políticos, personas, Ejército”.

EL APOYO EMOCIONAL

Respecto al estado emocional de las víctima y de los que vivieron de cerca este desastre, la psicoterapeuta puntualizó que requerirán de terapia.

“Lo que necesitamos mucho es contención, que las personas que necesiten expresar su sentir, que lo hagan y tengan en donde hacerlo. Luego de unos días, ya no va a ser la réplica física en la tierra sino, la réplica emocional, de cómo vamos a procesar todo”.

Dijo Wiseman que ya atiende a una persona que estuvo en el sismo de Chiapas.