Foto: Archivo
El funcionario sostuvo que debido a la larga permanencia en el hogar, los conflictos podrían surgir y dar lugar a divorcios impulsivos. Algunas parejas jóvenes incluso decidieron volver a casarse después

Sin duda que el coronavirus es un gran desafío para toda la humanidad, ya sea por evitar su contagio, por hallar la cura, o por alcanzar la posibilidad del aislamiento total, lo que trae aparejado diversos problemas, como los de las relaciones interpersonales poco tolerantes.

Las oficinas de registro de matrimonio en algunos distritos de Xi’an, capital de la provincia de Shaanxi en el noroeste de China, han visto un número sin precedentes de citas de divorcio desde su reapertura el 1 de marzo, informaron los medios en estas horas.

En medio de los esfuerzos nacionales de control de epidemias, la oficina de registro de matrimonios adoptó un sistema de citas el 1 de marzo, indica el informe.

“Comenzamos a recibir algunas citas telefónicas el 2 de marzo, y llegaron más citas en los días subsiguientes”, dijo a la prensa un funcionario de apellido Wang del registro civil del distrito de Beilin de Xi’an.

El 5 de marzo, la oficina recibió 14 citas de divorcio, llegando al límite superior establecido por la oficina.

Wang dijo que las citas de divorcio alcanzaron su límite superior el 4 de marzo.

“Como resultado de la epidemia, muchas parejas han estado unidas entre sí en casa durante más de un mes, lo que provocó los conflictos subyacentes, y como la oficina estuvo cerrada durante un mes, parece que han aumentado los casos”, dijo Wang.

Una situación similar también ocurrió en otra oficina de registro de matrimonio en el distrito de Yanta, cuyo límite de servicio es de cinco citas diarias.

Un funcionario de la oficina de apellido Han confirmó a la reporteros que la oficina también está experimentando un pico de divorcios. “No hay vacantes para citas de divorcio hasta el 18 de marzo”, dijo.

El funcionario sostuvo que debido a la larga permanencia en el hogar, los conflictos podrían surgir y dar lugar a divorcios impulsivos. “Recibimos algunas citas de divorcio que se arrepintieron más tarde”, dijo Han.

Wang dijo que algunas parejas jóvenes incluso decidieron volver a casarse después de imprimirles su certificado de divorcio.

Han sugirió que las parejas sean serias y prudentes hacia su matrimonio y eviten el arrepentimiento basado en la toma de decisiones impulsivas.