Foto: Especial
El Vicefiscal de Ministerios Públicos, Luis Enrique Orozco señaló que el grupo delictivo estaría relacionado con actividades como el narcotráfico, la extorsión y el cobro de piso

Monterrey, Nuevo León.- En relación con la doble ejecución de dos ex policías en el municipio de San Pedro, la Fiscalía General de Justicia de Nuevo León estableció que la principal línea de investigación es un ajuste de cuentas.

En entrevista, este viernes, el Vicefiscal de Ministerios Públicos, Luis Enrique Orozco señaló que el grupo delictivo estaría relacionado con actividades como el narcotráfico, la extorsión y el cobro de piso.

El doble crimen de los ex uniformados se registró, la noche del jueves, en la zona Centrito Valle, en el referido ayuntamiento. Los hombres fueron ejecutados a su salida de un gimnasio en donde estuvieron ejercitándose momentos antes.

“Posiblemente ese (el ajuste de cuentas) sea el principal motivo”, dijo el funcionario.

Indicó que el grupo que perpetró el ataque tiene asentamiento aquí en Nuevo León.

Detalló que las víctimas se desempeñaron como elementos de la Secretaría de Seguridad Pública del municipio de San Pedro.

Uno de ellos causó baja en el 2012 por no haber acreditado las pruebas de control y confianza mientras que del otro se desconocen los motivos del cese y la fecha del mismo.

 “Uno de ellos según información previa es una persona que egresó de esa corporación en el 2012 por no haber acreditado los exámenes de control de confianza”, comentó.

El secretario de Seguridad Pública, Aldo Fasci Zuazua también destacó que los hechos se adjudican a una banda criminal que opera en el estado.

Indicó que una vez que se capture a esa banda se va a controlar la situación en el ayuntamiento.

Durante la administración de Mauricio Fernández de la Garza, San Pedro era mencionado como el municipio más seguro. Actualmente, figura en los medios de comunicación por una banda que opera ahí robando relojes de lujo y también de manera reciente por los ataques incendiarios en contra de automóviles estacionados en sus calles.