Desilusión. El poeta reconoce que el Movimiento por la Paz creyó en el actual presidente a quien acusan de no combatir al crimen organizado. | Foto: Cuartoscuro
El poeta reconoce que el Movimiento por la Paz creyó en el actual presidente a quien acusan de no combatir al crimen organizado

CUERNAVACA, MOR.- Las miles de víctimas del crimen y la nación entera tenían en Andrés Manuel López Obrador “su última esperanza”, sin embargo, “el desprecio que ha mostrado desde que llegó al poder nos ha dejado claro que el Estado mexicano está capturado por el crimen”, dijo Javier Sicilia al semanario Proceso, fundador del Movimiento por la Paz con Justicia y Dignidad, que hoy cumple 10 años.

“Quien quiera creer que después de Andrés Manuel hay futuro, se engaña. Después de Andrés Manuel y después de todo lo que hemos vivido ya no hay futuro. El Estado está corrompido y capturado por el crimen”.

Fue hace 10 años cuando nació el movimiento en Cuernavaca, el 28 de marzo de 2011, luego de que el cuerpo de su hijo, Juan Francisco, apareció sin vida en Morelos.

“Nosotros impulsamos la Ley de Víctimas que creó la Comisión Ejecutiva de Atención a Víctimas, que funcionó, pero luego López Obrador destruyó. Desapareció el fideicomiso que le daba recursos para la reparación y, al día de hoy, lleva varios meses acéfala. 

No le interesa, desprecia a las víctimas”, sostiene.

El poeta dijo en alguna ocasión que siempre esperó que Calderón y Peña Nieto fueran insensibles “y hasta cínicos”. Pero en el caso de Andrés Manuel “teníamos esperanza. Un hombre de izquierda, supuestamente de izquierda, que decía querer transformar al país. Un hombre que se comprometió con las víctimas en campaña, que todavía como presidente electo dijo que cumpliría, al final no hizo nada. Nos traicionó. Duele más, porque no lo esperábamos”. 

Con información de Proceso