El número uno del mundo y máximo favorito se cayó en la escalera de la casa que ha alquilado en Augusta

El Masters corre peligro de perder a su favorito número uno, y número uno mundial, antes de comenzar el torneo, hoy: Dustin Johnson sufrió una caída  y se dañó la región lumbar. Si juega, y lo intentará, lo hará disminuido. Este era el año Johnson.

Johnson, de 32 años, ha ganado los tres últimos torneos que ha disputado. En los dos últimos, los mundiales de México y el matchplay de Austin, batiendo por poco al único rival que parece estar a su altura, el español Jon Rahm. En la historia del Masters no se conoce de ningún infortunio similar a la víspera del torneo.

Su esposa declaró que el golfista espera poder jugar el jueves en la apertura del Masters.

Después de que el Masters de Augusta se hubiera visto obligado a suspender las prácticas matinales debido a las tormentas primaverales, en la tarde, el tradicional concurso de par 3, no se pudo jugar por otra nueva lluvia con rayos y truenos que obligó a evacuar el campo, se dio a conocer la noticia.

Dustin Johnson se había caído en las escaleras de la casa que tiene alquilada la semana del Masters, anunció su agente, David Winkle. Se había dado un buen golpe en los riñones. El médico le había pedido sencillamente que descansara, que tomara ibuprofeno y se pusiera hielo en la zona, pero él se sentía molesto muy molesto y dolorido. Intentaría jugar, pero no estaba seguro de que podría.

 

Johnson debería formar parte del último trío en juego, a las 14:03 hora de México, junto a Bubba Watson, ganador de dos Masters, y el campeón del PGA en 2016, Jimmy Walker.

Dada la escasez de grandes hoteles en Augusta y dado el hábito de viajar al Masters con familiares, niños y amigos, todos los jugadores suelen alquilar una casa en la ciudad durante la semana del torneo. Johnson comparte la casa con su esposa, Paulina Gretzky, hija del legendario jugador de hockey hielo Wayne Gretzky, y su hija Tatuma, un bebé.

El último jugador que ganó el Masters siendo número uno del mundo fue Tiger Woods en 2005.