FOTO: INTERNET
“La Reina de Corazones” enloqueció a miles de laguneros el pasado viernes en el Coliseo Centenario como parte de su nueva gira que incluye sus más grandes éxitos así como sorpresas de su nuevo disco "Live at the Roxy"

Hace un par de semanas Alejandra Guzmán estrenó el primer sencillo de su último álbum titulado “Live at the Roxy”, un homenaje al rock en español de los noventa que inició con “Mi enfermedad” de Andrés Calamaro, y que promete muchas otras sorpresas musicales. La hija de Silvia Pinal y Enrique Guzmán se presentó ayer en el Coliseo Centenario de Torreón, en donde presentó por primera vez el segundo sencillo de este material discográfico.

La cantante hizo vibrar a sus miles de fanáticos laguneros, quienes aplaudieron la nueva propuesta de “La Guzmán”, quien ahora hace honor a un mote que nunca le ha quedado chico, pues desde que inició su carrera se ganó a pulso el título indiscutible como “La Reina del Rock”. Ahora, luego de dar por terminada una exitosa gira al lado de Gloria Trevi, “La Reina de Corazones” regresa más explosiva que nunca a recuperar lo que le pertenece.

Con su voz caracterísitca, la cantante desempolvó sus grandes éxitos “Mala hierba” y “Hey, güera” ante sus seguidores torreonenses que no pararon de corearla. La artista también aprovechó su visita a Coahuila para estrenar en la región su más reciente sencillo, y de paso mostrar por primera vez en vivo el tema “Oye mi Amor”, un cover del exitoso grupo Maná que pertenee a su último álbum.

"Te amo, Alejandra", "Eres todo, Ale" y "Aquí está tu fan número uno" fueron algunos de los mensajes que sus fieles fanáticos gritaban en el Coliseo, mientras tanto la rockera terminó la velada al interpretaba un popurrí conformado por temas como “Ángeles caídos”, “Rosas rojas”, “Llama por favor” y “Volverte a amar”.