Devastados. Varias viviendas ya dañadas colapsaron con la gran cantidad de sismos que han azotado a El Salvador.
Hay más de mil 200 damnificados; el gobierno suspende las clases

SAN SALVADOR, SAL.- Un total de 583 sismos han sacudido desde el fin de semana la zona este de El Salvador donde, al menos, 11 viviendas quedaron completamente destruidas y mil 291 damnificados permanecen en albergues provisionales pues sus viviendas sufrieron algún daño, informó el Ministerio de Medio Ambiente y Recursos Naturales (MARN).

A consecuencia de los temblores el Ministerio de Educación (MINED) ordenó la suspensión de clases, que permanecerán así hasta nuevo aviso, de unas 50 escuelas de la zona, en las que estudian más de 6 mil jóvenes y trabajan 260 maestros.

La entidad gubernamental señaló que, al cierre de esta edición, al menos 583 temblores sacudieron los municipios de Chirilagua e Intipucá, de los orientales departamentos de San Miguel y La Unión, respectivamente, en donde se localiza un enjambre sísmico, es decir, un epicentro de múltiples temblores.

El sismo de mayor magnitud se registró el domingo 6 de mayo con una magnitud 5.6 en los referidos municipios.

Del total de sismos registrados, 91 han sido sentidos por la población y sus magnitudes oscilan entre las entre 2.4 y 5.6 de magnitud, indicó la autoridad.

Las autoridades medioambientales salvadoreñas atribuyen esta actividad sísmica a la “activación de fallas geológicas locales” y por el comportamiento de las mismas no descartan que se registren más temblores, incluso de mayor magnitud a los registrados en estos días.

El MARN agregó dará seguimiento a esta actividad sísmica para informar a la población a la que recomienda atender las indicaciones emitidas por las autoridades de Protección Civil y no prestar atención a rumores o a información no oficial acerca de esta situación.