En época de dislates
ante el horror en política
sin hacer caso a la crítica
“todólogos” son los “cuates”.