Las imágenes se difundieron en redes sociales, por lo que autoridades piden no repetirlas. / Captura de video
Protección Civil califica el acto como 'imprudente' y pide a la población respetar el radio de exclusión

Subir al cráter de un volcán activo es una acción que no sólo pone en riesgo la vida de las personas que realizan el ascenso de manera irresponsable, sino que compromete la integridad de los rescatistas que tendrían que ir en auxilio de quienes ingresaron al área de restricción, así como de recursos humanos y materiales del Estado mexicano, advirtió David León Romero, titular de la Coordinación Nacional de Protección Civil.

Lo anterior ante la difusión de un nuevo video en redes sociales de alpinistas que supuestamente llegaron hasta el cráter del volcán Popocatépetl violando la seguridad del radio de exclusión de 12 kilómetros.

León Romero señaló que el volcán Popocatépetl reinició su actividad eruptiva a fines de 1994.

Actualmente el Semáforo de Alerta Volcánica se encuentra en el nivel Amarillo Fase 2, lo que implica actividad explosiva, emisión de gases, ceniza, fragmentos incandescentes, posibilidad de flujos piroclásticos y de lodo de corto alcance.

"El 30 de abril de 1996 cinco montañistas murieron al rebasar esa zona restringida y ser alcanzados por los fragmentos incandescentes", advirtió.

Por ello, tanto el Sistema Nacional de Protección Civil como los sistemas estatales han insistido en respetar el área de restricción para evitar que cualquier persona ponga en riesgo su vida.

Agregó que en el reporte diario de actividad del volcán Popocatépetl que publica el Cenapred se hace referencia al número de explosiones y exhalaciones del coloso.

 

Con frecuencia éstas se acompañan de fragmentos balísticos incandescentes, es decir, expulsión de rocas con temperaturas superiores a los mil grados centígrados y de diferentes dimensiones, que pueden superar con facilidad el tamaño de un automóvil, que son lanzados dentro o fuera del cráter alcanzando varios kilómetros de distancia, por lo que se exhorta a la población a no acercarse por ningún motivo al cráter.

 

"Subir a un volcán activo no debe ser visto como un reto deportivo para los alpinistas, es una acción imprudencial", alertó el titular de la Coordinación Nacional de Protección Civil.