Fotos: Cortesía
Las estudiantes denuncian impunidad en casos de acoso a compañeras

Alumnas de diversas escuelas de la Universidad Autónoma de Coahuila, se manifestaron frente a la Rectoría de la máxima casa de estudios del Estado, exigiendo la celeridad de un protocolo efectivo y diverso en cada Escuela que prevenga y castigue violencia sexual contra mujeres de la institución.

La manifestación conformada por un grupo de al menos 25 personas, llegó a la Rectoría respondiendo a la convocatoria para sostener una reunión con el Rector, Salvador Hernández Vélez, que surgió a raíz de un pronunciamiento sobre las recientes declaraciones donde el funcionario las revictimizó llamándolas “niñas” mientras aseguraba que el protocolo ya está implementado en la Universidad.

“Nos llamaba “niñas”, dio información privada y violentó la privacidad de datos. No son dos víctimas, somos todas. El sábado a las 4 de la tarde lanzamos un pronunciamiento porque se nos alentó y las autoridades hicieron caso omiso y obviamente tuvimos que hacer presión mediática”, expresó Merari Picasso.

En ese sentido, la joven manifestó que la reunión se convocó sólo una hora después de que lanzaron el pronunciamiento el pasado sábado, y en la misma, se leyó el pliego petitorio para buscar la solución para activar un Protocolo para Prevenir, Sancionar, Reparar Violencia y Discriminación, pero en cada escuela.

“Claro que les entró miedo porque nosotras empezamos con todo esto, pero las agresiones siguen. Por eso, ya es de urgencia que se active este protocolo”, manifestó la joven.

Siendo mujeres promotoras del mismo protocolo en Jurisprudencia, cuya propuesta nació a raíz de los resultados de una casilla de denuncia anónima instalada en el marco del Día Internacional de la Mujer, aseguraron que están a sabiendas de que eliminar la violencia es difícil; sin embargo, se necesita sancionar, sacar a los agresores de las aulas y dar seguimiento a las víctimas de forma urgente.

“Como hemos estado en contacto con chavas de otras facultades, nos han dicho que se sienten igual agredidas y quieren aplicar las acciones que nosotros estamos aplicando en la Facultad, porque no sienten que el de la Universidad sea suficiente; queremos tener uno en cada Facultad”, expresó.

Por último, agregó que se sabe que en la Facultad de Jurisprudencia existen 37 casos de víctimas de violencia; sin embargo, Merari Picasso expresó el deseo de no revictimizar a las personas con el tema.