Foto: Héctor García/VANGUARDIA.
El pasado viernes alumnos de la clase de arte urbano presentaron un proyecto que se convertirá en intervención callejera donde abordan este tipo de violencia infantil

Hace unas semanas el artista Alejandro Bocanegra denunció en redes el hecho de que la madre de su hijo, a pesar de los acuerdos legales a los que llegaron tras el divorcio, no le ha permitido verlo por 6 años.

En solidaridad con su compañero, los alumnos de la clase de Arte Urbano de la Licenciatura en Artes Plásticas de la Escuela de Artes Plásticas Prof. Rubén Herrera de la UAdeC, coordinada por el maestro Alejandro Cerecero, decidieron desarrollar un proyecto en el aula que busca concientizar sobre la alienación parental, un tipo de violencia infantil donde el pequeño desarrolla un rechazo hacia uno de los dos progenitores.

La primera etapa del producto se presentó el pasado viernes en Casa Córdoba, con una exposición de los carteles que realizaron los estudiantes, de los cuales se desprenderán una serie de estampas para intervenir la ciudad y esparcir el mensaje.

“Alejandro ha estado luchando durante muchos años por poder ver a su hijo Ian, pero su madre no lo lleva a los fines de semana que él tiene permitido verlo. Ha llevado a cabo muchos intentos en la corte para tomar medidas sobre esto pero no la logrado una resolución”, explicó Edgar Aguilar, uno de los participantes, en entrevista.

El maestro Alejandro Cerecero (izquierda), junto a algunos de los alumnos participantes.

En ese mismo evento también se presentó el cortometraje “Vivir con ello”, realizado por los miembros del Colectivo 01-800, integrado también por alumnos de esa generación, en colaboración con la Taberna el Cerdo de Babel, como parte de un proyecto que aborda la problemática del suicidio en Saltillo a través del arte y cuyos resultados darán a conocer en breve.