FOTO: JESUS PEÑA
Alumnos y docentes de la secundaria Apolonio M. Avilés, festejaron el Día de Muertos con diversas actividades

Con un ensamble artístico y un altar monumental, alumnos y maestros de la Secundaria General 4 “Apolonio M. Avilés”, de la colonia Antonio Cárdenas, celebraron la víspera del Día de Muertos.

Durante la mañana de ayer, estudiantes del grupo de teatro, la rondalla y el coro de la escuela, realizaron una serie de presentaciones que incluyeron un sociodrama alusivo a la muerte, aderezado con canciones  y vestuarios del folclor  mexicano.

El altar, uno típico de siete niveles, con flores, veladoras, calaveras, cruces y comida, se dedicó a Kevin Aarón, alumno muy querido de esta institución, fallecido el año pasado por diversas enfermedades.

“Era un niño que a pesar de todo siempre estuvo al pendiente de la escuela; aunque estuvo internado mandaba a su mamá para pedir tareas porque no quería bajar de calificación y era un joven muy querido aquí. Practicaba beisbol, era fanático de las Chivas y aquí tenemos unas cositas en honor a él; su playera del Chivas, su playera del uniforme…”, dijo, Karinthya Mael Saucedo Rodríguez, la directora de la secundaria. 

FESTEJO CON MENSAJE

El tema del sociodrama fue la historia de una madre que llora a una hija que un día salió de  casa tras una discusión y nunca regresó.

Alguien le comunicó que la muchacha había perdido la vida y por eso diariamente la madre acude al panteón con la esperanza de que la hija se aparezca y ella la pueda abrazarla y despedirse de su alma.

Entonces la muerte, materializada en una mujer, llega para consolarla y dejar una reflexión al público sobre la importancia del amor.