Siempre fui independiente, trabajaba, salía con mis amigas, viajaba, hasta después de casarme. Pero llegó el día en que me convertí en mamá. Mi vida cambió por completo (incluso durante mi embarazo), dejé de hacer muchas cosas para ser mamá de tiempo de completo y por consiguiente, ama de casa también. Mi bebé ya tiene 1 año, y sigo siendo mamá y ama de casa a tiempo completo. Hasta ahora no logro aceptar mi nueva vida, me siento mal, tengo problemas con mi esposo muy seguido, sé que los problemas son por no aceptar mi nueva vida. Pero no sé qué hacer, no sé como aceptar mi nueva vida. Si puede darme un consejo, se lo agradeceré mucho.

Ama de Casa

 

Estimada Ama de Casa:

La vida, definitivamente, cambia con la llegada de los hijos. El bebé depende de ti y debes estar al pendiente de que coma, que duerma, que esté limpio. Si por tu situación económica no fue necesario que vuelvas al trabajo, intenta cambiar el chip de la inconformidad, por el de la posibilidad de estar presente en la primera etapa de la vida de tu hijo. Si deseas regresar a trabajar, más por la posibilidad de convivir con más gente que por cuestión económica, convérsalo con tu esposo. Es comprensible y si están en la posibilidad de llevar al pequeño a una guardería, mientras tu trabajas y que así el cambio sea menos problemático para ti, hazlo, no lo pienses tanto.