70 mil pesos es el precio máximo que cuesta una plaza; la CNTE no quiere “soltarlas”.
López Obrador advierte a CNTE que se acabó la venta de plazas y que no controlarán la nómina magisterial

HOPELCHÉN, CAMP.- El presidente Andrés Manuel López Obrador advirtió que si el Congreso y la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) se tardan en llegar a un acuerdo para cancelar la reforma educativa, emitirá un decreto presidencial para su abrogación.

El mandatario reiteró a la CNTE que se acabó la venta de plazas y dejó claro que los líderes sindicales no manejarán la administración de las vacantes ni la nómina magisterial, porque ésta será federal para que no falle el pago a los docentes.

Al entregar en Campeche tarjetas bancarias de los programas de Bienestar, el mandatario recordó que desde diciembre pasado su gobierno presentó una iniciativa para derogar la “mal llamada” reforma educativa.

“Hay grupos en el magisterio que no ven con buenos ojos esta propuesta. Nosotros vamos a seguir dialogando, pero si se tardan mucho y no hay ningún acuerdo voy a sacar un decreto abrogando, quitando, la mal llamada reforma educativa en tanto se aprueba una nueva reforma”, dijo.

El titular del Ejecutivo expresó que en ese mismo decreto incluirá que la evaluación de los docentes sea voluntaria: “Nada de evaluación, se supone que el que ya estudió en una Normal y da clases está capacitado, y va a haber formación o capacitación voluntaria que los maestros decidirán por sí mismos”, dijo.

El Presidente reconoció que ha habido retraso en la entrega de los recursos de los programas sociales, porque con el gobierno que le dejaron no ha sido fácil.

“Todavía falta, porque no es fácil, es empujar a un elefante reumático y mañoso. No estaba el gobierno hecho para ayudar al pueblo, estaba hecho para facilitar la transa, el saqueo”, sentenció el Presidente.