Foto: Grosby Group / Guacamouly www.guacamouly.com
Ahora más que nunca amamos las plantas en casa y las macetas son la clave para adaptarlas a cualquier estilo, haciendo brillar cada rincón. Si ya tienes tus plantas pero aún no escoges las macetas, no te preocupes, aquí te decimos cuáles serán las mejores para cada espacio, además la mayoría las puedes personalizar en casa.

Las plantas son el éxito del momento, por eso, las macetas que a veces pasan desapercibidas, se convirtieron en el complemento perfecto para elevar fácilmente cualquier estilo decorativo. De acuerdo con un estudio de la Universidad de Cardiff en Reino Unido, se demostró que las personas que tenían plantas verdes en sus oficinas trabajan más felices, más concentradas y eran un 15% más productivas.

El motivo de estos beneficios es que las plantas verdes reducen el estrés, aumentan la capacidad de atención y ayudan al bienestar general. De acuerdo al portal Guacamouly.com, En las grandes ciudades, las zonas verdes son muy escasas debido a la densidad de la población, por lo que es necesario aprovechar los beneficios y ventajas de aumentar las zonas verdes en edificios y de tener plantas verdes en los hogares.

Las plantas verdes dan un toque de color y vida a nuestros hogares, además de proporcionarnos increíbles beneficios para nuestro bienestar general. Sin duda, notarás el impacto que pueden tener las plantas en tus ambientes, y para que tus plantas luzcan más que nunca, necesitas macetas que hagan juego por colores y texturas. Si ya tienes tus plantas pero aún no escoges las macetas, no te preocupes, aquí te decimos cuáles serán las mejores para cada espacio, además la mayoría las puedes personalizar en casa.

Foto: Grosby Group / Guacamouly www.guacamouly.com

LAS CLÁSICAS

Las macetas clásicas de terracota son increíblemente versátiles y se adaptan fácilmente a cualquier estilo, pero sobre todo al vintage, boho y al rústico. Además, al ser de terracota al natural estas piezas con el tiempo ganan un aspecto desgastado único. Si el color rojizo no es lo tuyo o ya tienes muchas de ese estilo, puedes optar por terracota pintada.

Foto: Grosby Group / Guacamouly www.guacamouly.com

Las de cerámica rústica, de piedra o cemento llenan de naturalidad cualquier decoración, pero se llevan especialmente bien con los estilos industrial, rústico o el japandi. Para un toque aún más cálido puedes optar por macetas de madera.

Foto: Grosby Group / Guacamouly www.guacamouly.com

LAS MODERNAS

Las macetas de metal no se quedan atrás con su atractivo más sofisticado, van de maravilla con los estilos vintage, industrial y moderno. Si tienes un juego de tazas o jarros bien coloridos que ya no uses, ya que puedes darle una nueva vida en forma de macetas. ¡Reutiliza cosas que ya tengas en casa!

Foto: Grosby Group / Guacamouly www.guacamouly.com

Para un cambio rápido puedes vestir tus macetas con papeles, telas o cartón. Es una excelente solución si tienes una maceta que ya no te gusta o que desentona mucho con tu decoración actual.

Foto: Grosby Group / Guacamouly www.guacamouly.com

LAS CREATIVAS

Otra forma fácil de cubrir tus macetas y por sobre todo las más grandes, es con cestos de mimbre, ratán o tejidos de fibras naturales, queda genial y suele ser muy económico. Los terrarios geométricos son especiales para complementar las líneas negras del estilo industrial.

Foto: Grosby Group / Guacamouly www.guacamouly.com

Jugar con las alturas de las plantas es fundamental, por eso los pies y bases para maceta ¡nos encantan! Y por último, siempre puedes elegir alguna que otra maceta divertida o con una forma más interesante para cortar la monotonía y darle ese toque personal a tu decoración, eso sí mantenlas al mínimo y alejadas entre sí para que ganen mayor protagonismo. Integra las macetas a tu estilo decorativo con estos consejos y trucos, para que tus plantas llenen aún más de alegría y armonía tu casa.

Foto: Grosby Group / Guacamouly www.guacamouly.com