Las asociaciones del sector han mostrado su malestar ante lo que consideran como prácticas injustas por parte de Amazon y el otro gigante del comercio electrónico en el país, Flipkart, propiedad de la cadena de venta minorista estadounidense Walmart desde 2018

El fundador de la compañía de comercio electrónico Amazon, Jeff Bezos, anunció este miércoles en la India una inversión de US$1,000 millones para digitalizar las pymes en el gigante asiático, entre protestas del sector por lo que consideran como prácticas abusivas.

“Hoy anunciamos que vamos a invertir 1,000 millones de dólares adicionales en digitalizar pequeños y medianos negocios”, afirmó Bezos durante un evento televisado en Nueva Delhi y organizado por Amazon.

Bezos también avanzó que “gracias al tamaño de Amazon, su alcance y capacidad” el gigante estadounidense podrá “exportar bienes manufacturados en India por valor de 10,000 millones de dólares antes de 2025”.

“Parte del objetivo es asegurarnos que más gente en India puede ser partícipe en la prosperidad”, añadió Bezos. La visita del fundador de Amazon a la India, que llegó ayer a Nueva Delhi, ha sido recibida con protestas en numerosas ciudades convocadas principalmente por la Confederación de Comerciantes de la India (CAIT, en inglés).

 

CAIT agrupa a unos 70 millones de pequeños y medianos comerciantes, según sus propios datos, y este miércoles recurrió a las redes sociales para mostrar a decenas de manifestantes en ciudades como Pune (oeste) o Nueva Delhi (norte) bajo el eslogan “Amazon vete, Jeff Bezos vete”.

Las asociaciones del sector han mostrado su malestar ante lo que consideran como prácticas injustas por parte de Amazon y el otro gigante del comercio electrónico en el país, Flipkart, propiedad de la cadena de venta minorista estadounidense Walmart desde 2018.

Los importantes descuentos ofrecidos por las dos compañías hacen imposible la competencia, mientras que al mismo tiempo los pequeños vendedores son discriminados frente a otros de la elección de Amazon y Flipkart, ha denunciado la CAIT.

El Gobierno indio endureció el año pasado la regulación del comercio electrónico con la intención de regular la inversión extranjera en este sector, lo que obligó a las dos compañías estadounidenses a revisar sus estrategias de ventas, aunque las medidas no han bastado para tranquilizar a los comerciantes.