El incendio ha consumido más de 400 hectáreas en la sierra de Zapalinamé

Consternación, tristeza, dolor, repudio y enojo son algunas sensaciones que han demostrado algunos ambientalistas tras el incendio que ha consumido más de 400 hectáreas en la sierra de Zapalinamé desde el domingo. 

Para Daniel Bates, fotógrafo de la Asociación Mexicana de Fotógrafos de Naturaleza, el incendio al parecer provocado por un grupo de jóvenes que realizaban una fogata “no solo representa una falta de respeto, sino una gran ignorancia de lo que somos y lo que es la naturaleza. Como sociedad no nos falta información, nos falta humildad para hacernos responsables de nuestros actos, de nuestra basura, nuestro conducir como individuos en este planeta del que somos parte”, expuso a VANGUARDIA.

Sin embargo, Daniel Garza Tobón, biólogo y fotógrafo ambientalista que ha recorrido en diversas ocasiones esta zona, reconoció que el siniestro lo ha conmovido porque la restauración de las especies endémicas tardará 30 años o más.

 “Estoy muy triste, yo soy un enamorado de la sierra y no solo yo, sino que la mayoría de los saltillenses están consternados por esta preciosa sierra que es la que nos abriga. Me tocó ver a muchísima gente llorando en las calles, personas que se agarraban la cabeza porque no lo podían creer y siento que a todos nos duele lo que nos está pasando”, enfatizó. 

En cambio, el regidor y ex director de Ecología, Rodolfo Garza Gutiérrez, responsabilizó a las autoridades locales de no emprender una campaña dura para fomentar la educación ambiental:
“Quiero mandar un mensaje para que lancen una campaña intensiva de educación ambiental, hace falta sensibilizar a la gente. El área protegida de Zapalinamé se decretó en 1996 como área de conservación ecológica, y cuando se hace el decreto se creó también un consejo ciudadano integrado por personas importantes de la comunidad para que le diera seguimiento al área en cuanto a su cuidado y mantenimiento, y yo no he visto ninguna participación del consejo de la sierra de Zapalinamé desde hace muchísimos años”. 

Garza Gutiérrez señaló que el incendio de este domingo ‘no pasó a mayores’, pues hace 20 años se registró un incendio mayor, por lo que lanzó un llamado a las autoridades de los gobiernos estatal y municipal para que fortalecieran esta campaña de manera fuerte, drástica y contundente dirigida a la ciudadanía. 

Por su parte, María Pía Fanti, miembro de la asociación Sumamos, señaló que “nunca será suficiente… si no sumamos voluntades de todas las autoridades involucradas y ciudadanía. Estamos trabajando en construcción de la ciudadanía… ahora desde la perspectiva de participación en cuidado de sus plazas, reforestación y justo hoy poniendo el ejemplo de recoger basura”. 

Finalmente, representante de la asociación ‘Conserva las bellezas naturales de Coahuila’ Felipe Blanco 
“Nos pone tristes porque hemos estado sembrando árboles por muchos años y sabemos que la zona siniestrada es zona de pinos altos que están en un bosque grande, el cual es una pérdida que ecológicamente hablando muy mala para la ciudad; podremos empezar a reforestar este mismo verano, pero los árboles para que lleguen a estar así como están podemos hablar de cien años o más”.