Foto: Vanguardia
Fue alrededor de las 09:00 horas cuando en el sistema de emergencias se reportó que en la puerta de un negocio ubicado en la plaza comercial de la calzada Cuauhtémoc y Diagonal Reforma, se encontraba un paquete sospechoso, por lo que se activó el código rojo

Torreón, Coahuila.- El reporte de un probable artefacto explosivo movilizó a las corporacionea de seguridad y auxilio, por el aviso de que en el exterior de un negocio ubicado en la Plaza Colibrí se encontraba una caja de zapatos con un bote de pintura y unos cables, que simulaban una bomba, lo cual finalmente resultó falso.

Patrulleros de la Policía de Torreón no esperaron la llegada del personal especializado de la Sedena y aseguraron el  artefacto, que se llevaron a las instalaciones de la corporación.

Fue alrededor de las 09:00 horas cuando en el sistema de emergencias se reportó que en la puerta del negocio denominado “Sanki”, ubicado en la plaza comercial de la calzada Cuauhtémoc y Diagonal Reforma, se encontraba  un paquete sospechoso, por lo que se activó el código rojo.

Elementos policíacos llegaron al lugar y al confirmar el aviso  requirieron al personal de Protección Civil, y poco después se dio aviso para que llegara el personal especializado en explosivos de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena), también arribaron policías de Fuerza Coahuila.

Elementos de Protección Civil acordonaron el área y desalojaron a las personas que apenas llegaban a los negocios en previsión a que se registrara una explosión.

Al paso de los minutos, dos patrulleros de la policía municipal aseguraron lo que resultó una caja para zapatos que contenía un bote de pintura del que sobre-salían unos cables, simulando ser una bomba.

Cuando llegaron los elementos del Ejército fueron informados que  el supuesto explosivo  ya había sido retirado por los policías del municipio.