Arriba el ministros francés de Finanzas, Bruno Le Maire. Abajo el ministro francés de Hacienda, Gérald Darmanin, ambos fueron objeto de amenazas de muerte. Fotos: EFE/AP
el último mensaje es una carta manuscrita que llegó al departamento de Economía y Finanzas en el que trabajan los dos ministros. Había tres balas pegadas con la siguiente advertencia: "Son de 9 milímetros, pero sobre el terreno serán de 11.43", en alusión al calibre de cartuchos.

Los ministros franceses de Finanzas, Bruno Le Maire, y de Hacienda, Gérald Darmanin, fueron objeto de amenazas de muerte, en particular con una carta que contenía tres balas de revólver y que había sido precedida por otras misivas.

Fuentes del gabinete de Le Maire confirmaron este miércoles a Efe esas amenazas de muerte, que habían sido reveladas por la revista "Le Point" en su página web.

Según el semanario, el último mensaje es una carta manuscrita que llegó al departamento de Economía y Finanzas en el que trabajan los dos ministros en el barrio parisino de Bercy.

Había tres balas de revólver pegadas con la siguiente advertencia: "Son de 9 milímetros, pero sobre el terreno serán de 11.43", en alusión al calibre de cartuchos.

No es la primera vez en que uno y otro han sido amenazados. El mes pasado, con ocasión de la cumbre del Grupo de los Siete (G7) países más desarrollados que Francia organizó en Biarritz, la Gendarmería de la vecina ciudad de Bayona recibió una carta con una referencia directa a la casa que Le Maire tiene en un pueblo cercano al País Vasco francés.

"La casa de Bruno Le Maire va a ser pulverizada durante el G7 en Saint-Pée-sur-Nivelle", decía la carta.

Darmanin fue igualmente objeto el pasado año de otras cartas que contenían injurias y amenazas de muerte.

Los dos ministros decidieron denunciar los hechos. En los últimos meses, en un contexto político enrarecido en particular con la crisis de los "chalecos amarillos", las oficinas de representación de varios parlamentarios han sufrido daños.