Rafael Pérez Gay. Foto/ Sinembargo
Pérez Gay lo cuenta así: “Me dice esto: ‘no sabes con quien te viniste a meter, puto’, de nuevo, homofobia y destrucción: ‘No te la vas a acabar, voy a pedir una camioneta y te vamos a dar un levantón, puto, a ti y a toda tu familia, pero antes te vamos a coger. Ya valiste. Te atreviste a tocar en mi casa’”.

iudad de México, 22 de septiembre (SinEmbargo).– El escritor y periodista Rafael Pérez Gay y su familia fueron amenazados de muerte por un hombre con domicilio plenamente identificado.

Solicitó a las autoridades de la Delegación Cuauhtémoc atender su caso. Tres días después, el Jefe Delegacional, Ricardo Monreal Ávila, no lo había hecho. Pérez Gay dijo a SinEmbargo que las autoridades capitalinas, es decir, las del gobierno central de la Ciudad de México, atendieron su llamado de auxilio.

El prolífico autor narró su experiencia en Milenio:

“El domingo por la noche es una difícil emergencia. La música de los vecinos había sonado 30 horas. Leyó usted bien: 30 horas de una rara cosa que llaman música trans. Yo le llamo punchis-punchis. Una de la mañana. Salgo de mi casa y les toco a los vecinos para pedirles que le bajen a la música, que mañana es lunes. Un joven de unos 30 años, amable, me dice que desde luego pondrá su música en bajos decibeles. Le agradezco, y como suele decirse, paso a retirarme. Una gran lección de civilidad. A dormir”.

Media hora más tarde, agrega, 

“me despierta el sonido del fin del mundo. Abandono mi domicilio (la prosa notarial es fácil y atractiva), con los pelos literalmente de punta llamo a la puerta, con fuerza, y me quejo airadamente. Detrás del joven amable aparece un cuarentón blanco, urbano, fuerte, que me insulta con la rapidez y la decisión de un rufián. Se encuentra detrás de una reja detrás de la cual está la puerta de su casa. Las infamias casi todas son homófobas: ‘pinche puto, salgo y te rompo la madre a cachetadas’. Resumo en una frase 15 minutos de injurias”.

Pérez Gay agrega que “fiel al aforismo legendario de Pagés Llergo que decía que al que se agacha se lo chingan doble, lo llamo a la calle. Soy mi padre y eso me deprime, pero ésa es otra historia: sal y acá nos rompemos la madre si eres tan verga. Ya dije que el falocentrismo domina la agresión machista. Los amigos jóvenes detienen al orangután. No sale”.

Este día, sobre el mismo tema de la violencia que se vive en la Delegación Cuauhtémoc, el también periodista y escritor Héctor de Mauleón escribe un texto titulado: “Perdieron La Condesa”, en su columna del diario El Universal.

En el texto relata que el día de ayer, cuando se dirigía a visitar a Pérez Gay, se suscitó una balacera en la calle de Pachuca de la colonia Condesa. Mauleón menciona que la zona se ha convertido en un centro de delincuencia, donde los asaltos están a la orden del día y que al Jefe delegacional, Ricardo Monreal, “se le fue la colonia”.

“Todo indica que a Miguel Ángel Mancera y Ricardo Monreal ya se les fue esta colonia”, destaca.

Pérez Gay abunda en su propio texto:

“[El agresor] Me dice esto: ‘no sabes con quien te viniste a meter, puto’, de nuevo, homofobia y destrucción: ‘No te la vas a acabar, voy a pedir una camioneta y te vamos a dar un levantón, puto, a ti y a toda tu familia, pero antes te vamos a coger. Ya valiste. Te atreviste a tocar en mi casa’”.

“Regreso a la madrugada y pienso en lo que acaba de ocurrir: me han amenazado de muerte, a mí y a mi familia. Marco números de amigos. Me ayudan las autoridades de Ciudad de México. Se dice que en esa casa entran y salen paquetes, entregan cosas, van y vienen mensajeros en la noche”.

La denuncia fue atendida por autoridades capitalinas, confirmó Pérez Gay aSinEmbargo.

De Monreal, nada en tres días.

El Delegado está involucrado en un reciente escándalo de posible corrupción. Un colaborador cercano, Pedro Pablo de Antuñano, director Jurídico y de Gobierno de la Delegación Cuauhtémoc, presentó su renuncia después de ser detenido con 600 mil pesos, cuya procedencia no pudo declarar.

De Antuñano Padilla dijo que el dinero encontrado no es ilícito, y aseguró que “proviene de donaciones y empresas privadas”.

La Asamblea Legislativa del Distrito Federal (ALDF) aprobó un punto de acuerdo para llamar a comparecer a Ricardo Monreal Ávila, jefe delegacional en Cuauhtémoc, ante la Comisión de Administración Pública Local.

Monreal Ávila aspira a ser Jefe de Gobierno de la Ciudad de México.