Foto: Especial
La organización Artículo 19 alertó que el corresponsal del diario británico The Guardian ha recibido amenazas a través de Twitter por el reportaje sobre un departamento de Angélica Rivera en Miami

Un reportaje publicado en el diario británico The Guardian documentó cómo Angélica Rivera ha usado un departamento propiedad de un contratista mexicano, quien además pagó los impuestos de otro inmueble –propiedad de la esposa del presidente Enrique Peña Nieto– ubicado en el mismo complejo de lujo. Tras la publicación del reporte, la organización Artículo 19 denunció que el autor de la nota, el periodista José Luis Montenegro, ha recibido amenazas. 

De acuerdo con la organización defensora de la libertad de expresión, Montenegro –corresponsal en México de The Guardian– recibió amenazas “días después de que informara sobre la existencia de un departamento de lujo a nombre de la primera dama Angélica Rivera en un complejo residencial de un contratista del gobierno mexicano”.

Artículo 19 detalló en un comunicado que el 12 de agosto pasado, Montenegro fue mencionado en  Twitter por el usuario @jovenplacebo –cuya cuenta fue eliminada–:“Joven @jl_montenegroj el jefe ha solicitado MESURA en sus textos, esto de antemano para que nadie salga lastimado (sic)”. El tuit incluía una imagen de dos balas.

Tres días después, el usuario de Twitter @manuelpmane amenazó nuevamente al reportero: “@jl_montenegroj pinche pseudoperiodista. Estamos sobre ti, la patrona ya dio la orden (sic)”.

Tras las amenazas, Artículo 19 pidió a las autoridades federales “llevar a cabo las medidas necesarias para salvaguardar la integridad del periodista”, ya que la “búsqueda, publicación y difusión de información que revelan posibles actos de tráfico de influencias, conflicto de interés y/o corrupción por parte de autoridades, debido al interés público que genera, es un discurso especialmente protegido por el derecho a la libertad de expresión y no debe estar sujeta a mecanismos de censura directa o indirecta como lo han sido las amenazas, ataques cibernéticos, inicios de procesos legales y actos intimidatorios en contra de periodistas y medios de comunicación”.

Las amenazas ocurrieron luego del reportaje publicado el 9 de agosto pasado en The Guardian, el cual reveló que Angélica Rivera usa un lujoso departamento en Miami, Florida, que es propiedad de la empresa Grupo Pierdant, quien ha concursado por millonarios contratos con el gobierno mexicano. De acuerdo con el diario británico, el departamento de poco más de 2 millones de dólares se ubica en Key Biscayne, al sur de Miami Beach.

Horas después de la publicación del reportaje, el vocero de la presidencia, Eduardo Sánchez, respondió en un comunicado que el texto “faltó a la verdad” y “es una especulación a todas luces dolosa“.

Apenas este 16 de agosto, Enrique Peña Nieto aseguró el pago de predial del departamento  en Miami de la primera dama Angélica Rivera que hizo Grupo Pierdant fue un “favor de vecinos” y que es falso que su esposa tenga otro inmueble en el mismo lugar como lo publicó el diario The Guardian.

En 2014, la empresa Biscayne Ocean Holdings LLC, propiedad de Pierdant, pagó la suma de $29,703.82 dólares por concepto de impuesto predial por un departamento ubicado en Miami, Florida, propiedad de la primera dama. De acuerdo con las fuentes citadas por Montenegro, Grupo Pierdant es una empresa que podría concursar en el Gobierno Federal por la construcción de puertos marítimos.