FOTO: INTERNET
Esta semana diversas mujeres han subido al estrado para dar su testimonio en contra del famoso productor de cine, quien fue acusado de abuso sexual por más de 80 mujeres -incluyendo Salma Hayek y Charlize Theron- tras el inicio del Movimiento #MeToo en 2017

Parece mentira, pero, aunque más de 80 mujeres han acusado al famoso productor de cine Harvey Weinstein de haber abusado sexualmente de ellas, actualmente en Nueva York solo se están juzgando dos casos: el de la asistente de producción Mimi Haleyi, ocurrido en 2006, y el de la actriz Jessica Mann, en 2013. El resto no pueden ser tenidos en cuenta porque sucedieron hace tanto tiempo que ya prescribieron, incluyendo las acusaciones de actrices como Salma Hayek y Charlize Theron.

FOTO: INTERNET

Por eso, y a pesar de que varias mujeres ya subieron al estrado y contaron valientemente sus experiencias, algunas de ellas desgarradoras, muchos estaban esperando a que apareciera Jessica Mann, una mujer de 34 años que hasta hace unos meses aún permanecía en el anonimato y quien, según los fiscales, tiene el testimonio clave contra el productor.

Mann contó que cuando buscaba empleo como actriz en Los Ángeles, y vivía en su coche porque no tenía dinero para pagar el alquiler, fue agredida sexualmente por el acusado en dos oportunidades. La primera fue en el Hotel Montage Beverly Hills, en donde supuestamente el productor le ofrecería un papel a Mann, lo que terminó como abuso sexual practicándole sexo oral a la fuerza; en la segunda ocasión la citó para otra propuesta laboral en Nueva York, violándola después de inyectarse un medicamento para la impotencia

“Me hablaba de temas sucios, de fantasías sexuales y otras cosas, y me comparaba con otras actrices que, según él, también hacían cosas pervertidas y sucias”, explicó Mann. También dijo que él tenía manías raras: que una vez la orinó en la cama y que su órgano sexual era extraño y deforme, lo cual ella creía que lo acomplejaba.

Jessica también agregó que Weinstein tenía "muy mala" higiene y describió su olor corporal como un olor a "excremento".

FOTO: INTERNET
FOTO: INTERNET

Otra de las mujeres que contó su historia fue Dawn Dunning, quien aseguró que el productor de Hollywood le exigió mantener relaciones sexuales con ella y una asistente a cambio de un papel en una película. Dunning dijo que el productor le habló de varios proyectos para ella, hasta que se dio un encuentro entre ambos en una habitación de hotel en 2005. Cuando Weinstein la invitó a sentarse en una cama, la mujer dijo que no desconfió, “porque había gente al lado”. En un segundo, contó, el magnate le metió la mano bajo la falda e intentó penetrarla.

Unas dos semanas más tarde, Weinstein, que le habló de un nuevo papel, propuso encontrarla en el hall de otro hotel. Pero fue guiada por una asistente a una de las suites. El productor estaba en la habitación de bata, y le explicó que, para conseguir un papel, debía mantener una relación sexual con ella y con su asistente.

FOTO: INTERNET
FOTO: INTERNET

Miriam “Mimi” Haley, de 42 años, es otra de las testigos claves del juicio. Haley, quien declaró que no tenía interés romántico o sexual en Weinstein, relató que el día que supuestamente ocurrió la primera agresión sexual, el acusado le envió un chófer para llevarla a lo que ella pensaba que sería una reunión sobre asuntos profesionales en su apartamento de Soho.

La entonces asistente de producción recordó que estaban charlando en el sofá cuando este se abalanzó sobre ella intentando besarla, y cuando se levantó para zafarse, él la agarró y la empujó hasta una habitación, la inmovilizó sobre la cama y le hizo sexo oral a la fuerza a pesar de que estaba menstruando.

Unas semanas después, Haley se reunió de nuevo con el productor en un hotel de Tribeca y, de acuerdo a su relato, al entrar en su habitación este la cogió de la mano y la llevó a la cama, donde se quedó “paralizada” mientras la violaba y la llamaba “zorra y puta”.

FOTO: INTERNET
FOTO: INTERNET

Una de las últimas declaraciones fue la de Annabella Sciorra, mejor conocida por su papel nominado al Emmy en “The Sopranos” como Gloria Trillo, la amante de Tony Soprano. Sciorra conoció a Weinstein en un evento del sector del entretenimiento a principios de la década de 1990 y luego se convirtió en parte del círculo de Miramax, asistiendo a eventos y cenas en la ciudad de Nueva York.

Después de ofrecerse a llevarla a su departamento tras una cena en Manhattan, Sciorra declaró que Weinstein entró a la fuerza en su departamento, le practicó sexo oral a la fuerza y la violó sin que ella pudiera defenderse. Semanas después lo confrontó, y él la amenazó.

FOTO: INTERNET
FOTO: INTERNET