Foto: Especial
Ganan en el Clausura 2020 con un 1-0

CDMX.- El América se presentó en el Clausura 2020 con una victoria (1-0) ante los Tigres, conseguida con una versión —en todos los aspectos— distante a la que disputó la final ante Rayados hace tres semanas.

De la alineación que Miguel Herrera mandó de inicio aquella noche, sólo seis futbolistas repitieron, pero fue suficiente para doblegar a los dirigidos por Ricardo Ferretti, tan inoperantes al ataque como imprecisos en defensa.

Durante extensos lapsos y como resultado de sus numerosas bajas, los azulcrema desplegaron un futbol deslucido. La primera mitad se esfumó sin grandes palpitaciones para la grada; un disparo al marco de Guillermo Ochoa y uno al de Nahuel Guzmán en los últimos cinco minutos fueron necesarios para recordarle a los presentes que en la cancha estaban los dos equipos con más títulos en la década más reciente, pero el marcador permanecía intacto.

Fue hasta el minuto 68’, cuando un desborde de Giovani Dos Santos por la banda izquierda derivó en un centro raso que Henry Martín cerró para romper el cero y devolver la tranquilidad a la afición local.

El “Tuca” reaccionó y movió sus piezas, pero la intención no se reflejó en un mejor funcionamiento, aunque tampoco en desesperación, quizá por la tranquilidad que a los felinos les genera su pobre historial en los arranques de torneo rescatados por sus intensos —y más que efectivos— cierres.

El Estadio Azteca volvió a recibir un América-Tigres, como el que albergó hace poco más de un mes en Cuartos de Final, pero con sensaciones y resultado distintos. Esta vez, los de casa salieron con un triunfo equivalente a un respiro, que durará al menos hasta que los refuerzos, los lesionados y los seleccionados vuelvan a traer certeza.