Foto: Especial
Las Águilas se enfrentarán a Monterrey en la Final del Apertura 2019, en una serie que se realizará los días 26 y 29 de diciembre

La historia del América se basa en batallas épicas en las que siempre su ADN ganador sale a relucir y no más allá de que tan complicada sea la misión normalmente se sale con la suya, y una muestra de eso fue cómo vino de atrás para eliminar al Morelia con un marcador de 2-0 para  meterse a su sexta Final de la década. 

Las Águilas necesitaban de dos goles para avanzar y los hicieron sin ninguna complicación sobre unos Monarcas que fueron la sombra de lo que habían presentado desde la llegada de Pablo Guede al banquillo. 

Este equipo del Piojo tiene sangre, carácter y alma, pero lo muestra cada ocasión que lo necesita, como lo fue en este juego en el que Herrera mandó el mensaje claro de que iría por el partido desde el inicio colocando a Sebastián Córdova como lateral por toda la capacidad ofensiva que tiene el seleccionado mexicano. 

El camino a la remontada comenzó a los 36 minutos en un contragolpe en el que Shaggy Martínez falló desde un inicio en la marca y de ahí la pelota llegó hasta Renato Ibarra que no dudó y metió el derechazo para mandar el balón al fondo de las redes purépechas, aunque salió lesionado tras la jugada.

La remontada estaba más cerca que nunca, América no se desesperó porque sabía que solo era un gol el que necesitaba y el reloj todavía era un aliado más. 

El americanismo explotó antes de que terminara el primer tiempo con el gol de Federico Viñas; el uruguayo que está demostrando con creces que está más que hecho para este equipo, pues ha marcado en los momentos importantes y por eso se llevó la ovación del Estadio Azteca que estuvo a reventar. 

Morelia fue incapaz de hacer el gol que metía en problemas al América, el equipo de Guede no tuvo ideas ni tampoco el balón, y los pocos minutos que lo tuvo lo desaprovechó. 

La única jugada de peligro que tuvieron los de visitantes fue un gol que anuló el silbante con ayuda del VAR. 

Ahora, América deberá ver cómo se prepara para jugar la Final hasta después de Navidad, ya que la Ida se jugará en Monterrey hasta el 26 de diciembre y la Vuelta en el Azteca el 29 de ese mes, siendo dos semanas de parón para las Águilas porque Rayados estará en Qatar jugando el Mundial de Clubes.