Bernardo Batiz, candidato a la Fiscalía General, durante su comparecencia ante el Senado | Foto: Cuartoscuro
La Suprema Corte fue notificada hoy de la decisión del Presidente, cuya facultad le confiere el artículo 100 de la Constitución

El presidente Andrés Manuel López Obrador designó a Bernardo Bátiz Vázquez como consejero de la Judicatura Federal por un periodo de cinco años.

La Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) fue notificada este jueves de la decisión del jefe del Ejecutivo, cuya facultad le confiere el artículo 100 de la Constitución.

La elección de Bátiz se suma a la de Loretta Ortiz y Verónica de Gyves, quienes fueron designadas la semana pasada por el Senado para este mismo cargo.

Bátiz fue procurador de Justicia durante la gestión de López Obrador como jefe de Gobierno del entonces Distrito Federal, y también fue propuesto por el propio tabasqueño en la terna para convertirse en fiscal general de la República.

Con este nombramiento, el Consejo de la Judicatura Federal, que encabeza el ministro presidente de la Corte, Arturo Zaldívar, quedó completado: Bátiz, Ortiz y de Gyves, cercanos al movimiento del presidente López Obrador; así como el magistrado Molina Martínez, Alejandro González Bernabé, Jorge Cruz Ramos, y Martha Hernández Álvarez.

El Consejo se encarga de resolver la designación -a través de concursos de oposición-, la adscripción, la ratificación y la remoción -mediante la resolución de quejas administrativas y denuncias-, de magistrados de Circuito y Jueces de Distrito.

Los acuerdos se adoptan por mayoría simple de cuatro votos o por mayoría calificada de cinco votos; el Consejo está facultado para expedir acuerdos generales sobre su funcionamiento.

El pleno de la Suprema Corte de Justicia los puede revisar y, en su caso, revocar, así como solicitar al Consejo la emisión de acuerdos que considere necesarios para asegurar un adecuado ejercicio de la función jurisdiccional federal.