AMLO canceló el NAIM para redefinir las relaciones con entre el poder político y las cúpulas empresariales a un costo económico de 75 mil 223 millones de pesos del erario público.

AMLO, contra toda asesoría internacional, decidió construir la refinería en Dos Bocas que “tendrá 255 impactos ambientales a lo largo de las etapas del proyecto: 56 adversos, 34 benéficos y 165 ‘no calificados’”.

AMLO instituyó la toma de decisiones estratégicas para el país y sus regiones a partir de la consulta “a mano alzada” sin representatividad o certeza jurídica alguna. Ejemplos de ello son: el NAIM, los trenes Maya y Transístmico, el Metrobús en Gómez Palacio, etcétera.

AMLO desarrolló una persecución jurídica contra la corrupción en los casos de Emilio Lozoya, Alonso Ancira, Juan Collado y Rosario Robles sin éxito alguno todavía.

AMLO generó tal incertidumbre en las cúpulas empresariales e inversionistas extranjeros que éstos se han negado a apostarle a su proyecto económico. Ciego a reconocer una realidad elemental -el empresariado invierte entre 7 a 8 pesos de cada 10 que apuntalan el PIB nacional-; AMLO ha mantenido una relación limitada en certidumbre jurídica y económica para asegurar su participación y alcanzar el 4% del PIB nacional. ¿Rendirá frutos el bomberazo de Carlos Slim en días pasados? Está por verse.

AMLO mantuvo a raya la inflación, el tipo de cambio, el precio de los energéticos, la deuda pública neta y la confianza de los consumidores; empero, la generación de empleos fue baja (35 mil 228 empleos cada mes); el desempleo creció (3.5%); el crecimiento económico bajó (0.3%); el ingreso de los trabajadores que recibía más de 5 salarios mínimos disminuyó (1.8%); la canasta básica de alimentos se encareció (4.26% en zonas urbanas y 4.67% en las rurales) y el mercado de la bolsa de valores operó en un terreno negativo.

AMLO decidió rescatar Pemex, con un acendrado espíritu nacionalista, a un costo muy alto. Un estudio de la OCDE lo precisa: “la debilidad financiera de Pemex afectará la estabilidad macroeconómica del Pemex se encareció la capacidad de endeudamiento de la misma empresa y del país.

AMLO ha sostenido la idea que “los grupos criminales son pueblo”; y, quizá por ello, ha desplegado una política de seguridad pública errática: de enero a julio hubo más de 15 mil ejecutados por la violencia criminal y cada 2 horas y media una mujer fue asesinada.

A pesar de lo anterior, AMLO goza de la aceptación popular: “si hoy se realizara una consulta ciudadana para decidir su continuidad como presidente, el 74.1% votaría a su favor. Y “el 64.4% no se arrepiente de haber votado por él”.

Lo dicho: a pesar de todo, AMLO está en la punta del cielo. En la cúspide. ¿Cómo explicarlo? (Continuará).