Esta mañana, el presidente Andrés Manuel López Obrador reconoció que ha habido un aumento en las tomas clandestinas de gas

Andrés Manuel López Obrador, presidente de México, reconoció que ha habido un aumento en las tomas clandestinas de gas; aunque esto no significa que haya aumentado el volumen del combustible robado. Añadió que se maneja una hipótesis de un sabotaje para que no tengan gas en Pemex.

"Yo quiero que se presente aquí está información sobre el número de tomas clandestinas de gasolina y gas. Se incrementó el número de tomas clandestinas de gas, pero no el volumen de lo robado. Se maneja una hipótesis, de que están queriendo que no tengamos gas en Pemex, la competencia, que pongan obstáculos. Pemex es la empresa que distribuye gasolina, gas, y también petróleo crudo. Hay competidores", expuso AMLO.

Al hbalar sobre el aumento de tomas clandestinas apuntó que uno de los propósitos era acabar con Petróleos Mexicanos (Pemex) y la Comisión Federal de Electricidad (CFE) por eso se dejo caer la producción en Pemex. Incluso señaló que hay una hipótesis: los "tecnócratas son muy ineficientes, mucho más de lo que imaginamos".

"El propósito era acabar con Pemex y con la Comisión Federal de Electricidad y entregar todo el mercado de las gasolinas, del diésel, del gas, de la energía eléctrica a particulares, ese era el plan, por eso dejaron que se cayera la producción en Pemex. Hay dos hipótesis: una que los tecnócratas son muy ineficientes, mucho más de lo que imaginamos, están en párvulo, en parvulito...", comentó AMLO.