Reporte. Ricardo Sheffield, titular de Profeco, enlistó ayer las gasolinerías que defraudan. Foto: CUARTOSCURO
Hay estaciones que roban más de un litro por cada 20 vendidos

CDMX.- La Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco) dio a conocer la lista de las gasolinerías que “más roban” a los consumidores por no dar litros de a litro.

El titular de la Profeco, Ricardo Sheffield, explicó que realizaron una verificación aleatoria a una muestra de 125 de las más de 12 mil estaciones de todo el país. Entre ellas, el funcionario mencionó a las estaciones: Servicio Alfonso XIII, en Álvaro Obregón, en la Ciudad de México, que por cada 20 litros no entrega un litro 392 mililitros; Servicios San Nicolás, en Tlalpan, que está dando 787 mililitros de menos por cada 20 litros.

También Combustibles Ermita, en Iztapalapa, donde dos bombas dan 600 mililitros menos por cada 20 litros. Así como Servicio Apolo en San Blas, Nayarit, donde dos bombas dan 700 mililitros menos por cada 20 litros.

 

DEFENDERÁN VETO

El mandatario indicó que acudirán a los tribunales a defender el veto que impuso a tres compañías farmacéuticas a las que su gobierno investiga por probables actos de corrupción y prácticas monopólicas.

Ello luego de que un juez federal otorgó un amparo a Grupo Fármacos Especializados (Grufesa), contra el oficio que giró la Presidencia de la República en marzo pasado, que le prohíbe al sector Salud participar en licitaciones o adjudicaciones para la compra de medicinas.

“No vamos nosotros a permitir la corrupción, fue un abuso. Lo voy a recordar, tres empresas le vendieron el año pasado nada más al IMSS y al ISSSTE, medicinas por 36 mil millones de pesos y una cerca de 20 mil millones de pesos”.

DESCOMPOSICIÓN SOCIAL

El Presidente aseguró que el agresor de tres marinos durante un enfrentamiento con huachicoleros en Huauchiango, Puebla, el sábado pasado, era un menor de edad, lo que es un reflejo de la descomposición social.

Explicó que en su estrategia contra la inseguridad, la Guardia Nacional es un “complemento” más, porque lo fundamental es atender las causas que originan la violencia.