La inminente designación de nuevo titular en el Servicio de Administración Tributaria (SAT) provoca tensiones al interior del gobierno López Obrador.

Margarita Ríos-Farjat dejó el SAT para asumir como nueva ministra de la Corte. Su perfil (maestría en derecho fiscal, doctorado en política pública
 además de ser poeta) la ha llevado a ambos puestos de la mano de dos poderosos funcionarios en el primer círculo presidencial: su paisano, el regiomontano Alfonso Romo, y el consejero jurídico Julio Scherer Ibarra.

Pero desde el inicio se coló en un cargo relevante del propio SAT Rosalinda López, esposa del gobernador de Chiapas, Rutilio Escandón, y hermana del mandatario tabasqueño, Adán Augusto López. Una troika que ha decidido explotar su apego personal con el Presidente para buscar un cargo de alto vuelos
 con una carta política dotada de escasos brillos.

La señora López cuenta con una maestría en asuntos contables y condujo un despacho en la materia, pero su trayectoria ha estado montada en puestos legislativos, siempre a la sombra de López Obrador. Entre los años 2000 y 2015 fue, casi sucesivamente, diputada federal, senadora y diputada local por el PRD. En ese trayecto, en 2012 buscó ser candidata a gobernadora de Tabasco, como también lo hizo su hermano, pero el favor del ahora presidente se inclinó en favor de Arturo Núñez. 

Luego pretendió ser postulada por el PRD para la alcaldía de Centro, que engloba a la capital Villahermosa, pero Núñez la desplazó por otro contendiente, Gerardo Gaudiano Rovirosa. Ella se refugió en el Partido Verde (entonces un claro satélite del PRI y de la familia Madrazo), lo que suponía una ruptura. Perdió, logró que la elección fuera repuesta ante supuestas irregularidades, y volvió a ser derrotada.

Los hermanos Adán Augusto y Rosalinda López son hijos del veterano notario público Payambé López Falconi, considerado benefactor de López Obrador cuando éste se hallaba en penuria política y económica en el estado, a finales de los años 80 y principios de los 90. Fue el único notario que se atrevió a dar fe de la constitución del PRD en Tabasco, bajo la directiva del actual huésped de Palacio Nacional.

Cuando por fin logró ser candidato a la gubernatura, Adán Augusto López concentró su campaña en la sola promesa de que con él Tabasco florecería gracias a su cercanía con su paisano, entonces aspirante por tercera vez —la definitiva— a la Presidencia.
Sabremos pronto si estos episodios alcanzan a tan modestos actores regionales para arribar al control del SAT, que pasaría a ser víctima de un doble síndrome: la debilidad presidencial por el paisanaje y la práctica de un paso adelante, dos atrás.

Apuntes: Como se lo anticipé aquí, el presidente López Obrador recibirá hoy, en la sesión del Gabinete de Seguridad, un informe sobre la atención prestada por los gobernadores a las juntas de coordinación entre corporaciones federales y locales para el combate al crimen.

Ahí decidirá si utiliza la mañanera para emprender un ataque político contra mandatarios estatales presuntamente “incumplidos”. Fuentes confiables aseguraron que se puede intentar un “regaño” a Enrique Alfaro, de Jalisco, quien sí acude a las juntas pero no convoca al “superdelegado”. También, a Carlos Joaquín, de Quintana Roo, pero él no sólo asiste, sino que lo hace en diversas regiones de su estado. 

El encono presidencial resultaría sesgado hacia gobernantes panistas (entre los que existen reservas sobre el mecanismo), como Diego Sinhué Rodríguez, de Guanajuato, donde los índices de inseguridad siguen altos ante el debilitamiento del respaldo federal, incluido el retiro de la Marina. 

Omar García Harfuch, policía de larga carrera, fue ratificado como secretario de Seguridad Ciudadana en la capital del país por la jefa de Gobierno, Claudia Sheinbaum, ante versiones que saldría por haber tenido una remota subordinación con Genaro García Luna. 
García Luna, por cierto, parece orientado a constituirse como testigo protegido de la justicia norteamericana, por lo que podría aportar revelaciones explosivas para la clase política mexicana, dentro y fuera del PAN del que emanó el gobierno de Felipe Calderón. 

rockroberto@gmail.com
Roberto Rock L.

RETRATO HEREJE