Andrés Manuel López Obrador, Presidente de México / Foto: Cuartoscuro
En Yucatán, el Presidente reafirmó que en 2021 pedirá perdón a los pueblos maya y yaqui, los cuales, dijo, son los que sufrieron más durante la Conquista y reavivó su exhorto para que hagan lo mismo el Papa y el rey de España

En territorio maya, el presidente Andrés Manuel López Obrador anunció que en 2021 pedirá perdón a los pueblos maya y yaqui, que fueron los que más sufrieron durante la Conquista e insistió que lo mismo tienen que hacer el papa Francisco y el rey de España.

Después de anunciar que en 2021 él hará lo propio, reavivó su petición al "rey de España y al papa Francisco que con humildad se pida perdón por los abusos que se cometieron por la dominación colonial”.

Ante los aplausos de los reunidos en este municipio que gobierna la coalición PRD-PAN, argumentó “no es ofensa, al contrario es que todos nos reconciliemos: pedir perdón por las injusticias de otros tiempos”.

Tras realizar un recuento de sus programas sociales, López Obrador dijo que “el progreso que se logra con esclavitud no funciona, no es perdurable, eso genera violencia e intranquilidad por eso queremos justicia e igualdad que se aplique esa frase que lo resume todo el amor al prójimo”.

Siguió “que no se quede nadie atrás y se puede hasta decir, vamos a darle la mano a quien se quedó atrás y caminemos todos juntos esa es la felicidad, vamos”.

Al finalizar el recuento de sus programas sociales y luego de que prometió resolver todo lo planteado por una mujer, al inicio de su encuentro con los pobladores recordó a uno de sus héroes mexicanos, preferido, Francisco I. Madero.

“Cuando enfrentó a Porfirio Díaz, utilizó una frase bíblica: el pueblo tiene hambre y sed de justicia y así estamos, la vamos a ir saciando poco a poco, vamos a la transformación del país”.

Prometió “vamos a lograr que las cosas mejoren en el país, no es un asunto fácil fueron muchos años de pillaje e indolencia se dedicaron robar las autoridades el problema de la inseguridad y la violencia es fruto podrido”.

Dijo que la violencia ya no se puede enfrentar “por el camino trillado, no se puede enfrentar la violencia con la violencia, al mal con el mal, la paz y tranquilidad son fruto de la justicia si hay trabajo y salario, salud y bienestar va a haber tranquilidad en México esa es nuestra propuesta”.

Insistió “no, no vamos a caer en lo mismo, tenemos que aplicar una estrategia distinta y no querer atender los efectos, siempre es mejor atender el origen, problema que se soslaya, estalla…”.

Dijo que muchos de los problemas de inseguridad en el país fue por el abandono que se hizo de los jóvenes y fue cuando recordó su programa de Jóvenes Construyendo Futuro “900 mil jóvenes, están contratados en el país y vamos a apoyar a 2 millones 300 mil”.

Cuando explicaba los apoyos que tendrán las escuelas del país y la formación de Comités que manejaran los presupuestos para ello y que iniciarán en este año, defendió que éstos deben estar encabezados por mujeres.

“Las mujeres son más honradas que los hombres y al que no le guste que se vaya al avión presidencial que está en venta”.

Dijo que el punto lo ha platicado con el gobernador de Yucatán, Mauricio Vila, “que lo reconozco como buen gobernador, no soy alcahuete, no soy lambiscón, es una gente honrada. Ya estoy hasta la coronilla de políticos corruptos se va a acabar la corrupción me canso ganso”

En su visita a este municipio la primera en intervenir y dar la bienvenida fue la representante del pueblo Maya Peninsular, María de la Cruz Ávila Bonfil, quien le pidió garantizar proyectos agropecuarios, venta y producción de productos. “Se debe garantizar el buen manejo de los recursos al campo y que el gobierno sea transparente en los recursos”

Ante los reunidos en el evento celebrado en la explanada de lo que fue el edificio del ferrocarril, remozado en 1998, cuando era gobernador, Víctor Cervera Pacheco, dijo “nuestra prioridad en la región es salud, tenemos hospitales pero carecen de medicamentos, doctores, cirujanos; alguien que necesita ser intervenido no hay nada y se manda a Mérida y en el trayecto, muere. Necesitamos médicos, enfermeras”.

“Quisiera mencionar algo… se refiere al derecho de las tierras ejidales, sobre todo el derecho como indígenas sea respetado somos un pueblo saqueado. Necesitamos ayuda...”.

El apoyo se requiere “pronto de no ser atendidos los campesinos del sur pudieran perder el poco patrimonio que les queda”. El Presidente recibió un documento con las demandas y aspiraciones del pueblo maya.

Al inicio del evento se le invitó a presenciar la ceremonia tradicional del lenguaje maya que es una oración al dios maya, al dios del Sol, de la Luna, del viento. Cuyas oraciones, significan un agradecimiento por la producción lograda, durante el año. En ésta los nativos acostumbran a tomar el zacap o pozole.

Por su parte, el director del Instituto Nacional de los Pueblos Indígenas, Regino Adelfo Montes, señaló “para nosotros es importante escuchar la voz de las comunidades y demostrar que el gobierno manda, obedeciendo”.

Le informó al Presidente que se le dará seguimiento a las exigencias del pueblo maya en los dos centros coordinadores de pueblos indígenas; uno de ellos, coordinado en su momento por Alfonso Caso.

Agregó que el día de ayer la asamblea de comunidades, con 194 representantes municipales, ejidales e indígenas se reunieron para consensuar planteamientos y demandas, plasmadas en el documento entregado.

Por su parte el gobernador de Yucatán, Mauricio Vila, dijo que en el estado el 75 por ciento se reconoce como maya; el 28 por ciento habla maya. “Es la lengua indígena más hablada”.

Dijo que el 41 por ciento de la población yucateca, vive en pobreza y agradeció al Presidente los apoyos que ha recibido en materia de vivienda.

    “Si tenemos su apoyo, vamos a mejorar la situación lo vamos a resolver trabajando de la mano. No se trata que el gobierno federal nos resuelva todo”.

Le dijo que el reto que tiene por delante es complicado y que cuando se camina para un cambio se tocan intereses que han crecido por años, por lo que le ofreció su apoyo.

Desde las primeras filas un hombre se paró y le dio las gracias, porque los están atendiendo “le pido el rescate del pueblo indígenas, debido a que llegan del extranjero a instalar paneles de energía y luego nos cobran”.